ERA IMPOSIBLE PARA MI CAMBIAR

Yo intentaba bajar mi peso pero no era capaz hasta que el médico me prescribio dieta con ejercicios y eso me forzo a hacer un cambio en mi vida.

Muchas veces tenemos la intención de hacer algo pero al intentarlo fracasamos y tiramos la toalla, sin embargo si por alguna circunstancia nos vemos obligados a hacerlo y no nos lo pensamos,al hacerlo con decisión lo conseguimos.

Durante mucho tiempo quise adelgazarbajar de peso, pero me engañaba a mi mismo, unas veces montaba en bicicleta de montaña pero luego comía mal (con muchas calorías) y no me servía de nada, en otras ocasiones lo que hacía era ponerme a dieta varios días pero a los pocos días recuperaba el peso.

MEJORAR MI SALUD ME OBLIGO A TOMAR ACCIÓN

El empujón a hacer el cambio fue ir al médico para revisar mis analisis y me dijo tienes un colesterol muy alto, te doy dos opciones: dieta y hacer ejercicio o medicarte.

A partir de ese momento no lo pensé, tomé enserio las restricciones alimenticias que me dio y las seguí , lo más duro fue dejar de comer lo que me gustaba: embutidos, rebozados, azúcar, bollería industrial, grasa de la carne… y empezar a incluir en mis comidas productos que antes casi no tenían lugar: más verduras, legumbres, ensaladas, pescados, más carne blanca tipo conejo, pavo, pollo…

Con respecto al ejercicio, la situación de partida era mala, con sobrepeso rápidamente mis pulsaciones se ponían por las nubes y mi respiración también se alteraba, solo podía intentar andar.

No quería empezar muy fuerte con el ejercicio y que una lesión o unas agujetas fuertes me alejaran de cumplir con mi objetivo (como ya me había pasado otras veces), los primeros días salí a andar 15 o 20 minutos y luego progresivamente ir aumentando el tiempo.

COMBINACION EJERCICIO Y DIETA

Pasado un tiempo comenzaron a notarse los efectos positivos del método de adelgazar caminando , comencé a bajar de peso y esto sirvió de aliciente para continuar con la dieta y andar cada vez más .

A medida que mi peso se reducía más me sentía más ligero, al estar mas delgado mi ritmo andando era más rápido y todos los días caminaba como mínimo una hora (que era el objetivo que me marcó el médico a diario). 

CONSEGUI ADELGAZAR CAMINANDO.

Llegó el momento en que había bajado 30 kilos y como mi estado físico había mejorado empecé a correr después de muchos años, cada vez que intentaba correr con sobrepeso mis rodillas se resentian y a los pocos días desistia, ahora lo que hacia era diferente salia a correr uno o dos dias a la semana y el resto montaba en bicicleta y continue con mi dieta pero de vez en cuando me daba algún capricho.

Si te ves en una situación parecida ya sabes como adelgazar, lo mejor es tomar conciencia de la situación, interiorizarla y decidir cambiar lo que no funciona y ejecutarlo sin pensarlo (tampoco hay que pensar a corto plazo si las primeras semanas no se ven resultados), a medida que se ven mejoras eso nos hace ver que lo estamos haciendo bien  y eso da energía para continuar.

Han pasado varios años y no me relajo con la dieta y el ejercicio, mi cuerpo es mas agil que antes y me siento que estoy mejor de salud y fisicamente. 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: