Un cambio en nuestras vidas

En el mismo instante de percibir un cambio en nuestras vidas, siempre nos sentimos tentados de quedarnos estáticos, en el mismo sitio; porque, no lo conocemos. Luego es necesario hacer un análisis de esta coyuntura en la vida actual. Siempre que salimos a la calle, vamos prejuiciados, queremos evitar o encontrar algo, es algo recurrente en nuestra vida, tal vez estamos cargados de un poco de ilusiones, presumiendo un mucho de posibilidades, sucediendo que apenas al salir ya; en nuestra mente se reproducen las dudas como hongos, de cómo accionar las ideas o las pocas posibilidades de éxito con las mismas.

Es el momento de unificar todo lo que aspiramos, con lo que queremos ver. En este caso es bueno que tengamos en cuenta algunos pasos, que debemos considerar para asimilar la disciplina y dejar a buen recaudo al causante de todo. El miedo.

Necesariamente, cuando aspiramos a algo de verdadero valor, el primer paso es una limpieza a fondo, en toda la actividad de cambio, tómate el tiempo que necesitas, para limpiar todos los pensamientos negativos acerca de tu deseo, el abandono de la lucha antes de comenzar la pelea es la peor acción a tomar. Batalla con tus pensamientos negativos, bórralos y pon en su lugar, solo, las ideas creativas, poniéndolas en práctica, sin importar que el cambio no se produzca con la velocidad deseada, importante es; lo que estás haciendo.

coyuntura

Aléjate de la negatividad

Aléjate también, de socializar en demasía, con familiares y amistades que siempre están inmersos en la negatividad y el pesimismo, llénate full, con ideas creativas, eso te cambiará a un ánimo en positivo instantáneamente.

Seguir con paso medido, uno a la vez, es posible que no cambiemos el mundo inmediatamente, pero seguramente podríamos arreglar algo nuestra vida. Personas sobran, que quieren cambiar al mundo mañana pero; no son capaces; de componer el entorno de sus casas. El sentido común aconseja empezar con lo que podamos controlar y luego dirijamos la mirada a otros horizontes.

mirada

Vamos a cerrar con un último paso; el cual consiste en plantearte un objetivo, una meta cada vez, mantén un orden a seguir en tu plan cada día y verás que cuando marques los objetivos pequeños al principio y luego grandes al final, comprenderás que no existen límites para las aspiraciones que se asumen con disciplina y valentía, pero más que eso, con madurez. No podemos olvidar que el cambio está solo a una toma de decisión de distancia.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: