Seamos sinceros, todos en algún momento nos hemos sentido perdidos, hemos sentido que la vida no tiene nada para ofrecernos, nos vemos desdichados 16 horas al día 6 días a la semana y nuestro único pensamiento es ¿por qué me pasa esto a mí?

Todos tenemos miedo al cambio y sobre todo tenemos miedo a pasar por estos procesos solos, pero solo nosotros podemos hacer un cambio en nuestra vida.

Conócete a ti mismo.

Debemos saber cuáles son nuestras motivaciones, que nos apasiona, en que creemos, que cosas nos desagradan; conózcanse de pies a cabeza y vean a donde quieren llegar y piensen en si sus acciones hasta el momento les están ayudando para alcanzar sus metas.

cambiar mi vida

Sal de tu zona de confort.

La zona de confort es ese lugar en el que nos sentimos seguros o mejor dicho ese lugar en el que nos encerramos por miedo al cambio, es ese lugar del cual no salimos por miedo al fracaso. Les pondré unos ejemplos: la chica que nos gusta desde hace un año pero por miedo a su rechazo preferimos no revelarle nuestros sentimientos, el estancamiento en un sector laboral.

Como ya se podrán imaginar la cantidad de casos es enorme, no se encierren en su zona de confort, no tengan miedo al fracaso.

Lo más peligroso que puedes hacer en la vida es jugar a lo seguro.

No juegues a lo seguro

Ten un plan de acción.

Para llevar a cabo este punto es necesario haber cumplido con el primero, porque en este momento nos pondremos metas y plazos para cumplirlos.

¿Cuál es su pasión en esta vida? ¿A dónde quieren llegar en 5 años, en 10 y en 20?

Una vez que tengan la respuesta a estas preguntas díganme ¿y cómo lo piensan lograr?

Analicen cada una de sus posibilidades y opciones para cumplir con sus metas en el tiempo marcado y si en algún momento se atoran no tengan miedo a buscar ayuda, no tengan miedo a tomarse un pequeño descanso pero si tengan miedo de olvidar sus metas y no cumplirlas.

 

metas y plazos

Hazte responsable de tus actos.

Este punto talvez suene un poco bobo porque nosotros siempre nos hacemos responsables de todas nuestras acciones no es así, nosotros jamás tenemos la culpa, la culpa es de los demás porque era su responsabilidad decirme que era mi turno de entregar la tarea, él nunca me dijo que ese informe era tan importante, ella nunca me dijo que mis modos de actuar le molestaban.

Si queremos un verdadero cambio en nuestras vidas es necesario aceptar cada una de nuestras decisiones y de sus reacciones tanto buenas como malas.

hazte responsable de tus actos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: