Una moto defectuosa y la odisea está servida, porque al parecer, los concesionarios no cambian vehículos por nada del mundo. Un hecho basado en mi caso real.

Parece que las garantías y leyes de comercio, no les afecten a ellos, yo compré una moto defectuosa desde la primera semana y no me han dejado otro camino que quedarme sin moto ya durante 1 año, tras iniciar un proceso judicial en toda regla, no sin antes, presentar reclamaciones y seguir todo el conducto reglamentario tanto con el concesionario, como con consumo como con el juzgado.

Los hechos ocurren en Murcia, cuando al comprar una moto de oferta, (marca Hammel Drangon 125cc.) , o sea algo baratito para comenzar, resulta que a los siete días la moto ya no arranca, y así a estado durante 3 meses, entrando y saliendo del taller con el mismo fallo, el botoncito de arranque automático no tiene arreglo. En el taller cada vez que entra la moto (fueron al menos siete veces en 2 meses) le hacían un arreglo distinto, pero sin éxito, a la semana la moto otra vez fallaba. Era evidente que me habían vendido la moto defectuosa.

Reclamo en el concesionario el cambio del vehículo que para eso están las garantías de origen, sin éxito, la negativa es rotunda, ellos solo buscaban que la garantía caducará y yo estuviera viéndoles las caras cada semana con el mismo problema y me quedara con una motocicleta defectuosa, así va España, que luego la venda de segunda mano y le traspase a otro el marrón...

En el concesionario no me facilitaban ni siquiera los partes iniciales de averías, entrada y salida del vehículo al taller, el gerente, un descarado, así que tras dos reclamaciones en consumo, ya tenía las pruebas suficientes para denunciar judicialmente ... y así se hizo.

La primera sentencia, tras soportar una vista repleta de mentiras y engaños que el juez no admitió por ser mas que evidentes, ya que su defensa se basaba en que se había hecho un mal uso del vehículo, por ejemplo al lavarlo, que le entraba agua... ¿no es alucinante?...

Al final sentencia favorable al cambio del vehículo y ¿qué pasó entonces?... pues que el concesionario, ha recurrido la sentencia, así que ahora estoy a la espera del resultado final, que contaré aquí mismo, ya con nombres y apellidos del concesionario, es evidente que de salir todo como debe, habrá que evitar que mas gente se tope con concesionarios impresentables como este que impidan a toda costa cambiar una moto defectuosa en origen.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: