fotografia

Es oftalmóloga y política italiana y ha saltado a las primeras páginas de la prensa por los insultos racistas que ha tenido que soportar por parte de la extrema derecha italiana que parece que han olvidado que los primeros seres llamados humanos empezaron a ponerse de pie en África. Cécile Kyenge nació en Katanga  en 1964 y emigró a Italia con 18 años para realizar sus estudios. Más tarde fue nombrada Ministra de Integración y Cooperación Internacional del Gobierno de Enrico Letta, convirtiendise en la primera ministra  afro descendiente de Italia.

fotografia

En mayo de este año, una pancarta fue colgada frente a la sede del Partido Democrático: "Kyenge, regresa al Congo". Pero una noticia comentada en Facebook fue mucho peor. La concejala de la Liga Norte,  Dolores Veladro, comentó una noticia aparecida en una web de carácter fuertemente racista: "Todos los crímenes de los emigrantes". El tema trataba de la violación de dos chicas rumanas por parte de un africano y no se le ocurrió otra cosa que escribir: "Pero, ¿no hay nadie que la viole para que así pueda comprender lo que siente la víctima de tan doloroso delito?. El comentario se acompañaba de una fotografía de la ministra.

fotografia

Pese a que Veladro salió a pedir disculpas a los medios de comunicación, fue expulsada del partido y el pasado día 17 de julio condenada a un año de cárcel y tres de inhabilitación que seguramente no cumplirá ni lo uno ni lo otro puesto que aunque haya sido expulsada, cuenta con el apoyo de toda la extrema derecha italiana y lo que han hecho ha sido un paripé pues los ataques racistas no cesan ni un momento.

fotografia

En las mismas fechas más o menos, Roberto Calderli, vicepresidente de Italia, la comparó con un orangutan durante un acto de su partido la Liga Norte: "Yo me consuelo cuando navego en Internet y veo las fotografías del gobierno. Amo a los animales, a los osos y lobos como es conocido, pero cuando veo las imágenes de Kyenge no puedo dejar de pensar, aunque no digo que lo sea, en las facciones de arangután". La ministra en una entrevista le ha querido quitar hierro al asunto manifestando que le produce tristeza la mala imagen que se está dando de Italia.

fotografia

No obstante, en varias ocasioes ya ha denunciado que que recibe amenazas de muerte. El último ataque racista se produjo hace escasos días cuando se encontraba dando una conferencia, unos infiltrados de la extrema deracha lanzaron dos plátanos hacia el escenario donde estaba Cécile, la ministra trato de minimizar la ofensa opinando sólo que mucha gente se muere de hambre y que no vale tirar la comida.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: