LA CALMA LLEGÒ…

LA CALMA LLEGÒ…

Después de la tormenta, indiscutiblemente llega la calma. En estos días, he experimentado una especie de “letargo emocional” pues creo ha sido el fin de una etapa muy intensa y dolorosa en mi vida.

El 20 de abril exhumamos los restos de mi amado Javi, fue tan doloroso revivir esos momentos, pero había que hacerlo y aunque parezca increíble obtuve un increíble descanso en mi interior que ha cambiado mi estado de ánimo para convertirme en una mujer libre de una cantidad de pensamientos absurdos y descabellados en los que fácilmente podrían haberme tildado de “Loca”

5 años transcurrieron frente a mí y no los veía, se alejaron todas las señales y el mundo se me iba, sentía que ya no me quedaban días para vivir como antes, mi mente se había dormido y el letargo en el que me encontraba no tenía excusa para nada. Uno de los centros de mi vida se había ido dejándome a oscuras, mi estrella se fue y no había quien alumbrara una parte de mi vida. El azul se había terminado en el firmamento para mí, con la muerte de mi hijo.

Hoy por más que el destino se empeñe en que me rinda, tratare de estar siempre con la sonrisa puesta, dispuesta a luchar hasta el último segundo que me quede, abrazada a Dios quien ha sido mi fortaleza en este tiempo. (No quiero decir con esto que no recordare más a mi pocholo bello, siempre estará en mi mente y en mis recuerdos, jamás lo olvidare).

Ahora lo importante ya no es el pasado (aunque intuyo que me va a perseguir toda la vida) sino el presente que tengo por delante, vivir siempre el día a día de la mano de Dios.

En esta nueva etapa donde me siento más tranquila, porque creo que ahora si soltare a mi Javi para dejarlo descansar tranquilamente, en el nombre de Jesús he sacado todos esos pensamientos locos que pasaban por mi mente y que el día de la exhumación tristemente se esfumaron, no pasó nada, bueno si pasó “La calma llegó”.

Autora…Judith Rosario

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: