Calidad de la carne

Calidad de la carne, ¿cómo elegirla?

Saber elegir bien la carne para preparar nuestros guisos es muy importante, no sólo para que éste quede delicioso, sino también por salud. Una carne en mal estado es capaz de transmitir enfermedades como el E-coli y la salmonelosis. Se han dado millones de casos de personas intoxicadas por no conservar correctamente la carne, pero sobre todo, por no saber elegirla cuidadosamente.

Podemos decir que una carne de calidad se define de acuerdo a su aspecto, olor, firmeza, jugosidad, ternura y sabor. Existen algunos factores que debemos tomar en cuenta al momento de comprar nuestra carne. Cuando vamos al supermercado es fácil saber si una carne está en mal estado con sólo ver la fecha de caducidad, ¿pero qué pasa cuando vas a la carnicería directamente? A la vista toda la carne parece fresca, con un poco de grasa y jugosa; pero hay ciertas señales que nos pueden ayudar a seleccionar los mejores trozos de carne.

  • Color: Es lo primero que debemos mirar, pues es lo que salta a la vista. El color de la carne debe ser luminoso y no apagado.
  • Olor: Es fácil identificar el estado de la carne por su olor, porque se percibe con facilidad un aroma a pútrido si ésta no se encuentra en buen estado.
  • Textura: Una carne que tiene textura viscosa significa que las bacterias han comenzado a multiplicarse sobre la superficie. Si además tiene áreas verdosas o ennegrecidas, es muy seguro que los hongos ya han empezado a proliferar y crecer.
  • Firmeza: La carne debe parecer más firme que blanda; pero tampoco dura.
  • Jugosidad: Una carne jugosa ayuda a incrementar el sabor y contribuye a la blandura de la carne. Una carne jugosa es más fácil de masticar y estimula la producción de saliva.

A continuación, te mostraré la apariencia que debe tener la carne de calidad según el animal del que proviene.

Cordero

La carne de cordero debe ser de color rojo claro, piel flexible y estar húmeda. También tiene una capa de grasa delgada, cremosa y firme. Por favor evite la carne de cordero grisácea, con olor fuerte y con grasa amarillenta.

Carne de cordero

Res

La carne de res de calidad debe ser de rojo intenso, seca y con brillo. Al tacto debe sentirse un poco pegajosa y debe tener bastante grasa cremosa. Una carne de res de mala calidad viene en color cereza, rosado vino y con poca grasa, tampoco es buena señal si la grasa es amarillenta o la carne grisácea.

Carne de res

Cerdo

La carne de cerdo es rosado pálido, suave al tacto y flexible. A simple vista debe verse con brillo húmedo y con un estriado fino. La grasa de la carne de cerdo debe ser cremosa, de tono pálido y firme. Una carne con piel gruesa, marrón o con pelos no es buena señal.

Carne de cerdo

Pollo y pavo

Las pechugas deben verse firmes, la carne blanca, la piel tersa y las patas flexibles. El color de la piel debe ser blanco pálido y la carne debe estar húmeda y sin sangre.

Carne de pollo y pavo

Conejo

En cuanto al conejo, éste debe estar bien cubierto de carne seca y con brillo, con un tono rojo pálido. El lomo debe ser redondeado y en torno a los riñones debe haber una capa de grasa blanca.

Carne de conejo

Pato

La carne de pato es más oscura que la carne de pollo y tiene más grasa; puedes identificarla por su tono pálido, y por su textura cremosa y seca. La pechuga debe ser larga y gruesa, las patas flexibles y con una considerable capa de grasa debajo.

Carne de pato

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: