Muchas son las alternativas de calefacción en diversos entornos. En un entorno casero, tenemos calentadores eléctricos, calentadores de gas, y más recientemente calentadores solares. Por otro lado, en contextos industriales mucho se ha investigado para encontrar una solución que lleve a un mayor ahorro energético y una mayor eficiencia en el calentamiento de líquidos y gases.

El concepto es básico aunque se procuran resultados revolucionarios conociendo las condiciones socioeconomicas actuales de optimización de recursos y respeto al medio ambiente.

Hasta hace poco, la termodinámica aplicada al hogar venía siendo reducida y bien alejada de las enormes ventajas conseguidas con tecnologías industriales.

Ante esta necesidad durable, se desveló a fines del 2010, principios del 2011, un mecanismo de calentador dinámico eficiente que se ha conocido como calentador de inmersión.

En sintesis, la enorme ventaja han sido un menor gasto energético en el proceso y un menor tiempo de respuesta llegando a conseguirse tiempos hasta hoy impensables. Las reacciones ante este calentador de inmersión, no se han hecho esperar y las demandas han llevado a diversos departamentos de ingeniería a desarrollar aplicaciones prácticas en entornos cotidianos como el hogar o la oficina.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: