fotografia

De cuerpo alargado con aspecto de serpiente, el congrio puede llegar a medir más de 2 metros. No tiene escamas y suele vivir en los fondos marinos donde se oculta en las cavidades que encuentra. Se puede consumir en caldo, frito, guisado o a la parrilla, de cualquier forma resulta exquisito. El caldillo de congrio es un plato ideal para los días de invierno cuando el frío aprieta.

fotografia

RECETA DEL CALDILLO DE CONGRIO

Ingredientes

6 o más rodajas de congrio según los platos que se quieran hacer. 

1 cebolla grande.

2 zanahorias.

1 limón

2 patatas.

1 vaso grande de vino blanco.

1 lata de tomate frito de 1/2 kilo, (o tomate natural frito)

1 trozo de cabeza de congrio o de cola.

1 cucharada de oregano molido.

1 cucharada de pimienta blanca molida.

Cilantro fresco.

 Aceite de oliva.

 

 

 

fotografia

PREPARACIÓN

1º Se pone la cabeza de congrio a hervir en una olla con bastante agua.

2º Se le añade el limón cortado en cuatro trozos, las zanahorias troceadas, el orégano, la pimienta blanca y sal al gusto y se deja haciendo el caldo a fuego lento.

3º En una sartén honda se fríe la cebolla cortada muy fina y antes que se dore mucho se le añade el tomate frito y el vino.

4º Se quita la cabeza de congrio al caldo y se hecha todo en la sartén.

5º Se añaden las paratas picadas pequeñas y las rodajas de congrio. 

6º Se deja hervir a fuego lento un buen rato hasta que las patatas ya están tiernas.

7º Finalmente se sirve bien caliente en cuencos de barro que conservan mejor el calor con el cilantro picado por encima.

 

 

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: