Los cálculos amigdalinos

Los cálculos amigdalinos, también conocidos como caseum o tonsilolitos son un conjunto de diferentes materias que se juntan y se acumulan en diversas zonas de la parte trasera de la boca, concretamente en la cavidad que alberga las amígdalas, provocando mal aliento o halitosis.

Básicamente, hay muchos tipos de materiales diferentes que ayudan a la creación de los cálculos amigdalinos. La composición exacta de los cálculos amigdalinos variará de una persona a otra, aunque todos contienen por lo menos dos tipos diferentes de materia.

En apariencia, los cálculos amigdalinos a menudo pueden estar compuestos de cantidades diminutas de comida que parecen haberse acumulado en la zona. Generalmente, los cálculos amigdalinos tienen un color blanquecino o amarillento, y suelen parecerse a algo que se puede raspar con poco esfuerzo.

Sin embargo, con el tiempo la materia va madurando, se calcifica y se pega al tejido con una resistencia más grande. En las primeras etapas, los cálculos amigdalinos se confunden con bacterias que están presentes debido a una gripe o algún tipo de infección de garganta, por lo que muchas veces, se recetan antibióticos debido a este diagnóstico.

Aunque los antibióticos pueden ayudar hasta cierto grado, especialmente para aliviar algunos síntomas menores superficiales, el problema radica en que no van a eliminar las bolas formadas por cálculos calcificados que son los CÁLCULOS AMIGDALINOS.

Para eliminar los cálculos amigdalinos hay un tratamiento sencillo, barato y natural. Te recomiendo que visites la página de Caseum para obtener información sobre su tratamiento: http://caseum.org

Cálculos amigdalinos

 

 

 

cálculos amigdalinos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: