De ruta por la zona este de España. A bordo de una furgonetiya, con la vivienda "a cuestas" inicié mis vacaciones este verano.

Unos de los lugares con encanto en los que he estado ha sido en la playa de San Jose, en Almería. La idea era parar en un camping pero dimos con la Cala la Higuera y nos enamoró. Aparcamos la casa con vistas al mar y a disfrutar de la tranquilidad y belleza.

La temperatura del agua era ideal. Al ser una playa rocosa el agua estaba completamente clistalina. Me resultó curioso ver como un grupo de personas a bordo de kayaks, tras un paseo por las calas apreciándolas desde la superficie, se ponían sus gafas de buceo y a admirar los fondos marinos.

También destaco la limpieza de la cala, es muy agradable ver como se respeta y se vuelve a dejar el lugar como lo encontró.

Atardecer en un chiringuito donde disfrutamos de buena comida italiana al ritmo de sambiña.

El año que a seguir descubriendo calas de estas encantadoras playas de Almería...



Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: