fotografia

Lágrimas blancas que caen del cielo como cantaba Adamo... Ver caer la nieve parece que relaja pero lo cierto es que nos hace brotar recuerdos de otros tiempos ya lejanos de invierno donde corríamos desafiando el frío por espacios blancos y blandos, arrojando puñados fríos de nieve a nuestros compañeros de la infancia. La nieve de forma imprevista llega y cambia el paisaje y rompe todos los esquemas haciendo brotar sensaciones nuevas. ¿Quien no ha soñado con una cabaña en medio de la nieve con la compañía del ser amado?.

fotografia

Pese a protagonizar un ambiente frío, lo cierto es la la nieve nos hace brotar cálidos sentimientos y nos acerca más los unos a los otros... Cuando los copos van posándose con su lento descenso como si fueran dueños del silencio, parece que quieren recordarnos que la magia de la vida pertenece totalmente a la naturaleza y que ella es la que decide cuando y como sorprendernos. Ningún paisaje es feo o desagradable cuando ha caído la nieve, es un manto como de piel de armiño que reluce con los rayos del sol como invitando a penetrar en los bosques y montañas nevadas.

fotografia

Cuando cae la nieve regresa la nostalgia... Se reviven momentos de otras nevadas de antaño cuando cogidos de la mano con nuestros amores primeros recorríamos otros paisajes nevados, recuerdos que parecían olvidados pero que están ahí, permanecen agazapados para volver en cualquier momento en medio del manto de la nieve blanca. Amores que tal vez por nuestra inconsciencia los dejamos morir y ahora su recuerdo nos mortifica y daña...

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: