fotografia

España es el primer país en donación de órganos desde hace tiempo y por la solidaridad en este terreno ha sido un ejemplo para otros países que se muestran reticentes a donar órganos para realizar trasplantes por el respeto que sientes a sus muertos. Pero lo que ahora sorprende a los profesores de anatomía, es el incremento de donantes de cadáveres para la ciencia. En décadas pasadas, la escasez de cadáveres en la facultad para las practicas estudiantiles era evidente y tenían que alargar las practicas hasta que los restos ya no se podían conservar más.

fotografia

fotografia

En el País Vasco y Cataluña pusieron una campaña para animar a dar muertos a la ciencia, por la necesidad en que se encontraban las clases de anatomía ya que lo únicos y escasos  cadáveres que llegaban eran de personas que nadie reclamaba, mendigos, algún extranjero, etc, y su número era muy pequeño. Últimamente se había experimentado un pequeño aumento de voluntarios conocedores de alguna enfermedad incurable que habían querido dejar su cuerpo a la ciencia, todos con fechas cercanas, lo que demuestra cierto cambio en la mentalidad de los enfermos. No obstante, el enorme incremento que ha hecho situar al país en el cuarto puesto en donante de cuerpos en poco tiempo, tiene mucho que ver con la crisis que reina.

fotografia

fotografia

Los profesores de las salas de disección de las universidades dicen abiertamente que la causa de las donaciones es la crisis pues las familias se evitan así los gastos del entierro o cremación. Oficialmente no consta que sea por la crisis ya que no se les pregunta a los familiares que entregan un cadáver a la ciencia ya que es obvio que para que se estudie con él. Pero seguramente si la situación aumenta , habrá que abrir una estadística para saber el porque los familiares hacen la donación, no vaya a ser que se abra la veda y esto se convierta en una moda y para ahorrarse los gastos de entierro, las salas de anatomía de las universidades se llenen de muertos congelados con la consiguiente ruína para los fabricantes de ataúdes y las funerarias.

fotografia

fotografia

fotografia

El polémico artista Gunther Von Hagens, dedicado a exponer estátuas hechas con cadáveres humanos, dada la dificultad de encontrarlos para su última exposicón, los tuvo que comprar de chinos que habían sido condenados a muerte en su país. Quien sabe si esto no cambia y la crisis sigue, lo mismo para la próxima exposición viene a comprarlos aquí.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: