Luis Piedrahita, cómico y conocido monologista, escribe este libro de humor en el que nos cuenta como a él le gusta la historia de las pequeñas cosas corrientes.

Divide sus pensamientos y comentarios agrupándolos en lugares comunes:

Cosas del váter, en la que Luis nos hace un reconocimiento de elementos tan comunes como olvidados: los sufridos portarrollos, los topecitos blancos de la parte posterior de la tapa del váter siempre olvidados, las basculas que ven nuestra pesada lucha contra el peso, y las cortinas de la ducha.

Utensilios y cosas del hogar: las camas, que convierten el cansancio de nuestras vidas en pelusas que guardan debajo de ellas, los termómetros, los marcos que son siempre incomparables, las llaves que sirven para muchas cosas, los lápices que nos dicen como somos de la forma que nos mordemos, el pegamento que se invento para los torpes que todo lo rompen,

Cosas textiles y de ropajes: los sobreexplotados calcetines, los trajes de baño trajes para ir a la playa, los bolsillos cajones de tela para guardar, los botones y cremalleras que son cerraduras de la ropa, los maniquíes hombres y mujeres de pasta, las mochilas que sirven de airbag para la espalda, los pijamas trajes de noche para andar por casa.

COSAS de alimentación y cocina: el pan, que siempre llega sin currusco, las servilletas que estan las que limpian y las plastificadas que esparcen la mancha, las cucharas los únicos cubiertos hembras en un mundo de machos, los platos una familia bien avenida, los vasos de nocilla que eran envases, los detergentes y otros productos de limpieza que huyen de los niños,

Grandes inventos; la rueda que nunca se ha mejorado, las antenas pinchos sensibles a las ondas, las lucecitas que hacen fiestas de fotones, cajas de caudales donde se guardan los ríos, los buzones, el suelo, etc...

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: