fotografia

Regalar un perro puede ser motivo de alegría tanto para niños como mayores pero antes de hacerlo habría que pensar si la persona que lo recibe será responsable y si el perfil del perro se ajusta al futuro dueño o dueña y no terminará cuando crezca abandonado en una carretera o descampado, como suele ocurrir con frecuencia. Es difícil no enamorarse de esas bolas de pelo  y mirada tierna que nos observan desde su encierro en el escaparate de las tiendas de animales.

fotografia

Conviene ser precavidos y pensar que estos lindos cachorros no siempre serán así, que cuando crecen tienen otras necesidades y obligaciones tanto legales como de mantenimiento. Muchas veces, los niños que integran nuestra familia nos piden con insistencia una mascota, nuestros hijos, sobrinos, etc, y acabamos por complacerlos. Pero estos animales no son muñecos de peluche y hacen sus necesidades y ensucian la casa y hay que dedicarles mucho tiempo para enseñarles a tener un comportamiento adecuado.

fotografia

Los cachorros de perro ladran con frecuencia y molestan a los vecinos, por lo que no está de más pensar si los hay que puedan quejarse antes de lanzarse a la compra precipitada sin sopesar las consecuencias. Entre los meses de febrero y abril es cuando aparecen perritos abandonados en calles o carreteras dejados por unos dueños aburridos de las molestias porque ensucian o ladran porque no quieren encontrarse solos. En los últimos tiempos, la obligación de tener el chip hace que no se den abandonos con tanta frecuencia pero algunas personas lo hacen y recurren a decir que el perro se ha escapado.

fotografia

Las protectoras de animales tienen historias para contar de todas clases pues diariamente les dejan perros abandonados en la puerta y los que van de frente a dejarlos tienen versiones inventadas para justificar porque quieren desprenderse del animal. Algunos recurren a decir que han sido engañados y que el perro no es de pura raza por lo que no quieren mantener un perro que no tenga pedigree. Sea como fuere, comprar un cachorro no es comprar un juguete y antes de hacerlo hay que pensarlo más de una vez para no tener después que cometer la crueldad de abandonarlo.

Crece el abandono de mascotas.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: