mi escritorio

El caballo menorquin si es de pura raza es un caballo ecpcional, elegante y bello como lo son todas las islas Baleares.

Menorca está bañada por las aguas critalinas del mediterráneo y por un sol espléndido, acompañándole unas playas de arena fina si igual, sol, buena mesa y una vida nocturna desenfrenada y unos caballos, que es de lo que hablamos, de una raza llena de cualidades.

. Su existencia es muy antigua y es un ejemplo de raza preservada a lo largo de los siglos. Tiene su origen en los caballos meridionales de la península Ibérica. Es un pariente cercano del caballo mallorquín y del caballo catalán, este último ya

extinguido. Es una raza que siempre ha sido apreciada, ya sea para el campo como para la equitación. Nunca ha estado en peligro real de extinción, de eso siempre se ocuparon los nativos de Menorca, ya que hace doscientos años que se utilizan en las Sant Joan, mucho antes de que se dejaran de utilizar para los trabajos del campo. Fue reconocido como raza en 1988 por la Jefatura de Cría Caballar del Ministerio de Defensa. Actualmente hay contabilizados 1200 ejemplares y la cifra va en aumento y siempre más codiciados por los entendidos.

Feria que se celebra, éxito que pasa. Así es como se resume en los últimos años las exhibiciones de caballos menorquines y sus concursos morfológicos en la isla de Menorca. La mejor pasarela para los miss y misters de la cabaña equina balear que, por el esfuerzo de criadores y propietarios, mantiene un indudable peso en el mapa hípico español. Es el mejor ejemplo de hacer bien las cosas.


Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: