Tanto hombres como mujeres se fijan continuamente en el atractivo físico de otras personas. El coqueteo es algo innato en el ser humano, es la manera que tenemos de establecer contacto con una posible pareja reproductora. En la elección de dicha pareja es fundamental el atractivo físico de la misma y las relaciones personales entre hombres y mujeres. Durante el coqueteo modificamos nuestra conducta para atraer a los miembros más atractivos del sexo opuesto; por ejemplo, las mujeres se muestran más coquetas cuando están ovulando y se visten de forma más atractiva para captar la atención de los hombres.

Es obvio que existen diferencias entre los sexos en las relaciones pero, ¿qué nos motiva a entrar en una relación a corto plazo? Muchas investigaciones han puesto de manifiesto que los hombres son más propensos a las relaciones a corto plazo que las mujeres. Estas diferencias pueden deberse a factores sociales que promueven un comportamiento distinto entre sexos, siendo más aceptada en la sociedad la promiscuidad en hombres que en mujeres. Otras explicaciones se centran en el aspecto biológico de dicha cuestión. Los hombres solo son "necesarios" para aportar la mitad de la información genética de la descendencia, en cambio, las mujeres deben asumir un largo embarazo al que destinarán muchos recursos y energía, además de cuidar de la descendencia durante otro largo período de tiempo. Esto indica que los riesgos y costes para las mujeres tras una relación a corto plazo son mucho mayores que para un hombre, lo que hace que las féminas tiendan a preferir relaciones a largo plazo en las que se aseguren que el hombre cuidará de ellas y su descendencia.

Pero, ¿qué buscamos en nuestra pareja?

En contra de lo que pudiera parecer, existen bastantes similitudes entre hombres y mujeres, aunque también hay importantes diferencias. En cuanto a las relaciones a corto plazo, ambos sexos dan mucha importancia al atractivo físico del compañero (más los hombres), aunque los rasgos físicos en los que se fijan unos y otras son distintos. En cambio, para las relaciones a largo plazo se observan claras diferencias. Las mujeres, por lo general, prefieren un compañero con una buena posición social y capaz de ofrecer muchos recursos a los que ellas no podrán acceder (o no tan fácilmente) dentro del sistema social. Por su parte, los hombres siguen considerando el atractivo físico como el punto más importante a la hora de buscar pareja. Buscan mujeres con rasgos que indiquen una buena calidad reproductora y buenos genes, es decir, que sean atractivas. En el caso de las mujeres, las relaciones a corto plazo pueden servirles para poder elegir al hombre más adecuado para una relación larga. Ambos sexos, además, se interesan en las relaciones a largo plazo por otros rasgos como la gentileza, la inteligencia o la creatividad en la pareja.

En conclusión, cada sexo busca pareja atendiendo a la inversión que va a realizar en la posible descendencia, aunque no seamos plenamente conscientes de ello.

pareja feliz

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: