fotografia

El primer proyecto SETI fue patrocinado por la NASA sobre la década de los años 70 y en la actualidad hay numerosos proyectos de este tipo todos con el mismo objetivo, encontrar vida inteligente extraterrestre. SETI (búsqueda de inteligencia extraterrestre) contó en un principio con un gran impuldador, el astrónomo y estrella de la televisión Carl Sagal y su amigo y colega Frank Drake, un convencido de que tiene que haber civilizaciones inteligentes debido a la gran magnitud del Universo. Fueron unos años donde las noticias de avistamientos de platillos volantes eran frecuentes en muchas partes del mundo.

fotografia

Las numerosas señales recibidas desde que se inició la búsqueda, todas se han ido descartando por haber localizado su procedencia que nada tenía que ver con alienígenas. Pero hay una, la que se recibió el 15 de agosto de 1977 y que llegó de la constelación de Sagitario y que se denominó, Señal Wow!, que podría traducirse por ¡Guau!. Esta señal hoy día sigue siendo un misterio y un rompecabezas para los investigadores y astrónomos interesados en la búsqueda de extraterrestres.

fotografia

fotografia

En los años 80 la NASA retiró los fondos para subvencionar el programa SETI y todas las investigaciones se quedaron en punto muerto, no obstante, las nuevas tecnologías permitieron que se pusiera en marcha el SETI@home, un proyecto que consiste en que todo el mundo puede participar cediendo por algún tiempo la potencia que su ordenador no utiliza. Fue David Gedye el creador apoyándose en sus creencias: "hay civilizaciones en otros planetas y éstas se comunican, como nosotros, emitiendo señales de radio".

fotografia

El problema actualmente insalvable radica en que estas señales tardan en llegar más de 5 años a su destinatario si se mandan a la constelación de Sagitario que se encuentra a 25.000 años luz y si contestaran tardaríamos otros 5 años en recibir la señal. Y también puede ocurrir que los alienígenas que están ahí, a miles de años luz de nosotros no tengan ningún interés en conocernos. Y en caso de que tuvieran ganas de contestar, la señal emitida tardaría otros 5 años en llegar a la tierra y no se sabría bien desde donde llega.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: