Un hábito se define como la manera de actuar de una persona requerida por la repetición regular de cierta práctica, entre los hábitos encontramos buenos y malos. Un buen hábito puede ser cuando una persona hacer ejercicio todos los días, un mal hábito sería cuando alguién fuma una cajetilla de cigarros cada día.

En la vida cristiana, nos encontramos también con hábitos buenos que nos ayudan a nuestro crecimiento espiritual y a conocer más la voluntad de Dios para nuestras vidas.

En esta ocasión te voy a compartir los 8 buenos hábitos que todo cristiano debe de tener:

1.EL HÁBITO DE LA ORACIÓN DIARIA.

"Mis ojos enfermaron a causa de mi aflicción, te he llamado, oh Jehová cada día, he extendido a ti mis manos."

En la Biblia podemos encontrar un buen número de versículos y pasajes en los cuales podemos ver que los hombres que tenían una fuerte comunicación con Dios, era porque dentro de sus hábitos estaba principalmente la oración diaria.

Como cristianos no podemos decir que tenemos comunión con Dios, sino estamos orando diariamente. La oración es el medio para hablar y desarrollar amistad y comunión con Dios, leemos en Marcos 1:35 "Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue aun lugar desierto, allí oraba", Jesús tenía por hábito la oración diaria. Si como seguidores de Jesucristo incluimos dentro de nuestros buenos hábitos la oración diaria tendremos: 

  • Amistad con Dios (comunión)
  • Dirección Divina
  • Seguridad de que Dios oye nuestro clamor y responderá

 

Oración

2.EL HÁBITO DE LA LECTURA DIARIA DE LA BIBLIA.

En el libro de Deuteronomio 17:18-20 encontramos que Dios dicta una ley en la cual se ordena que cuando el pueblo de Israel sea gobernado por un rey, éste debe de tener una copia de todos los mandamientos y leyes dada al pueblo, teniendo como su responsabilidad leerla todos los días de su vida. Esto lo pide Dios para que el rey no se aparte de la rectitud y del derecho, para que su corazon no se llenare de orgullo y soberbia. Por eso es importante que como cristianos tengamos dentro de nuestros buenos hábitos de leer la Biblia cada día, porque de esta manera no solo conoceremos más a Dios, Dios mismo no hablará a través de su Palabra. Después de leer lo más importante es ponerla por obra en nuestras vidas, allí es donde el poder de Dios actuará sobre nosotros.

lectura de la Biblia

3.EL HÁBITO DEL PERDÓN.

"El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben." Lucas 11:3-4

Así como Dios no solo nos da el alimento diario, sino que perdona nuestras ofensas de cada día, así también cada seguidor de Cristo Jesús tiene la obligación delante de Dios de perdonar a quien nos ofendio, no importando el tamaño de la ofensa. El perdón debe ser un hábito en nuestra manera de vivir, para que de esta manera seamos agradables delante de Dios. Cuando perdonamos se desatan ataduras invisibles que nos tenían encadenados.

4. CONVERSACION CRISTIANA DIARIA.

"Antes exhortaos los unos a los otros cada día entre tanto se dice: Hoy, para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado." Hebreos 3:13

 Debemos de examinar cual es el tipo de conversación diaria que estamos teniendo con las personas que nos rodean. Cuando Jesús hablaba a las multitudes, ellos se sorprendían y decían que como él nunca antes algún maestro había hablado, en su manera de hablar marcaba una gran diferencia. Como seguidores de Jesucristo, en donde estemos debemos de marcar una diferencia en nuestra manera de hablar, no debemos de hablar como habla el mundo: " No erreís; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres. Velad debidamente, y no pequéis porque algunos no conocen a Dios; para vergüenza vuestra lo digo". Debemos de cuidar que esta saliendo de nuestra boca, es importante dar un buen testimonio diario de que por nuestra conversación somos hijos de Dios. 

5. EL BUEN HÁBITO DE DAR GRACIAS CADA DÍA.

"Cada día te bendiciré, y alabaré tu nombre eternamente y para siempre." Salmos 145:2

Si las bendiciones y misericordias de Dios son nuevas cada mañana, entonces, nuestras acciones de gracias deben de ser un hábito diario en nuestra vida.

6.ABNEGACIÓN DIARIA.

"Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame." Lucas 9:23

La abnegación es el sacrificio de los deseos o necesidades de uno mismo que se hace por amor a los demás. En este versículo negarse a sí mismo es dejar de hacer lo que yo quiero y preguntarme -¿qué quiere el Señor que yo haga? y hacerlo. Tomar la cruz es: 

  • Darle mi vida completamente a Aquel que dio su vida por mí.
  • Soportar los sufrimientos que conllevan seguir a Cristo así como Él soportó sufrimiento por mí.

7.SANTIFICACIÓN DIARIA.

"Os aseguro, hermanos, por la gloria que de vosotros tengo en nuestro Señor Jesucristo, que cada día muero." 1 Corintios 15:31

El apostol Pablo al escribir en este pasaje que cada día moría, no solamente daba a entender que cada día su vida estaba en peligro de muerte por causa de llevar el evangelio, sino a la muerte que representa el bautismo en Jesús del cual se habla en romanos 6. Es cierto que como humanos somos pecadores, cometemos errores y fallamos, mientras estemos en este cuerpo carnal esa será nuestra batalla diaria. Pero, de la misma manera que nuestro cuerpo físico muere un poco cada día debido al desgaste natural que en él se produce, así el "el cuerpo de pecado", las tendencias al mal, deben ser amortiguadas un poco cada día, sin darles oportunidad a que se levanten de nuevo para ejercer dominio sobre nosotros. Y podamos decir como el apóstol Pablo: "Cada día muero" entonces, cada día estaríamos más vivos.

8.ESFUERZO DIARIO PARA LA SALVACION DE ALMAS.

"Alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que había de ser salvos." Hechos 2:47

En este pasaje observamos que Dios añadía cada día las almas que serían salvas, porque cada día se predicaba el evangelio de Jesús en el templo. Es necesario que agregemos el buen hábito diario de hablarle a una persona de la salvación que tenemos en Cristo Jesús.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: