En España, debido a la crisis en el sector de la construcción, se vive el mejor momento para adquirir un piso o vivienda a un precio más asequible en comparación a los desorbitados precios que habían adquirido en los últimos años. No obstante, si nos decidimos a comprar, no olvidemos tomar una serie de precauciones para no encontrarnos luego con problemas inesperados. Sobre todo en los pisos de segunda mano, hay que averiguar la antigüedad de la vivienda, el estado de la fachada y las paredes interiores, escalera, ascensor, etc. En el interior, muy importante es la perfecta instalación de la luz y del gas si lo tuviera. para evitar posibles accidentes.

 

fotografia

Hay que enterarse de los metros útiles y los metros construidos, si hay hipotecas por terminar de pagar o deudas de otro tipo.También y muy importante, mirar en el registro de la propiedad por si hubiera algún proyecto de obras que afectara a la calle donde se ubica la vivienda a comprar.  Si ya se ha visitado la vivienda y vamos a realizar una oferta, hay que asegurarse antes de que vamos a obtener el préstamo hipotecario correspondiente o si disponemos de la cantidad de dinero que vayamos a ofertar.

 

fotografia

Como la tasación es obligada por el banco, si aún no hemos visitado bien la vivienda, se puede aprovechar la visita del tasador para comprobar todos los detalles antes de cerrar la compra con el dueño, como estado de las puertas, el baño, etc, por si queremos que realice alguna reparación o arreglo de algún desperfecto y nos lo entregue en condiciones óptimas. No hay que dejar nada para última hora, ver si están al corriente del recibo de la luz, la comunidad, agua, basura, etc, para no llevarse después desagradables sorpresas.

 

fotografia

fotografia

Hay que leer también todos los pormenores del contrato de hipoteca en lo que afecta a la penalización en caso de no cumplir los plazos exigidos para saber a lo que atenernos. Los contratos siempre se firman por duplicado, uno para el vendedor y otro para el comprador. Cuando se trate de una vivienda de primera ocupación, no hacen falta tantos trámites, pero si hay que averiguar si tiene concedidos los permisos de habitabilidad.

 

fotografia

Ahora los bancos tienen gran cantidad de viviendas procedentes de embargos, las cuales tienen unos precios por debajo de lo normal y unas condiciones de pago con hipotecas muy flexibles sobre 300 o 350 euros mensuales. Lo que podría ser un chollo no siempre es así ya que la mayoría de estas viviendas están muy deterioradas y hay que reformar muchas cosa. No obstante es una opción a tener en cuenta y aprovechar la situación de crisis actual pues en dos o más años volverán a subir aunque no tanto como en los años de la burbuja inmobiliaria de la que tan malos recuerdos tenemos todos.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: