El bronce por su bonito tono dorado, precio asequible y capacidad de fundición, están muy presentes en el hogar.

Consejos para limpiar el bronce antiguo

• El bronce es una aleación de cobre y estaño que en estado natural tiene un bonito tono dorado, y una vez pulido adquiere brillo. El mantenimiento de los objetos pulidos requiere la utilización de limpiametales o pulimentos que potencien o renueven el brillo perdido.

• El bronce antiguo adquiere con el tiempo pátinas naturales que se deben conservar. Para imitar la pátina natural se puede someter a las piezas de cobre a un proceso químico de patinado, que las recubre con una capa de color que varía desde el marrón al azul verdoso.

bronce antiguo

• Los objetos antiguos con pátinas naturales o químicas deben tratarse con sumo cuidado, evitando usar abrasivos o productos limpiadores que los deterioren. Por ello, el mantenimiento del bronce con pátina es diferente al de las piezas de bronce pulido.

Limpiar el bronce pulido

• Para la limpieza rutinaria bastará con utilizar una gamuza suave con la que retirar el polvo y la suciedad y reavivar el brillo del metal.

• El bronce brillante se puede limpiar y pulir con limpiametales específicos. Para acceder a las zonas talladas se debe utilizar un cepillo suave.

• Los objetos muy antiguos o mal conservados pueden sufrir la enfermedad del bronce, que se manifiesta con manchas verdes pulverulentas. En este caso, deben ser remitidas a restauradores especializados.

• Los barnices para metales también sirven para recubrir el bronce, evitando tener que limpiarlo con frecuencia.

Limpiar bronce con pátinas

• Tanto las pátinas naturales como las artificiales son muy delicadas y se rayan con facilidad. Por ello, el bronce con pátinas no se limpia con limpiametales, pulimentos ni abrasivos. Su mantenimiento rutinario consiste en quitar el polvo con una gamuza suave.

• Aunque no conviene mojar el bronce, se puede limpiar ocasionalmente con un paño húmedo. Si está muy sucio, puede lavarse ocasionalmente, secándolo a continuación, para evitar que queden marcas de agua.

• En caso de que se raye o pierda la pátina, hay que enviar la pieza a un taller especializado. Si el deterioro es pequeño, se puede disimular aplicando a la zona dañada un poco de cera teñida con pigmentos del color de la pátina.

Un truco para manitas

Muchos tiradores, adornos, bisagras e incrustaciones para muebles de estilo están realizados en bronce o latón. Para limpiarlos o pulirlos sin manchar o dañar el mueble se debe recortar una cartulina (o plástico) con su forma y pegarla al mueble con unas tiras de papel adhesivo. U

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: