Un brindis a la vida

Alza tu copa, alzo mi copa, y brindemos por la vida. Que las burbujas del vino se unan a las de la vida, y embriaguen de felicidad al aire, a las rosas, a la existencia misma. Que en cada sorbo al elíxir de los dioses , disfrutemos con intensidad el regalo de los dioses: la vida. Somos privilegiados, tenemos en un solo paquete el elíxir y el regalo del Olimpo. 

Hoy alza tu copa, hoy alzo mi copa. Hoy brindas a la vida, hoy brindo a la vida. Hoy brindamos a la vida. Extasiados por el néctar divino, nos hacemos uno con la vida, con el universo, con la morada de los dioses. Hoy danzamos con el cosmos, brillamos con las estrellas, perdemos la noción del tiempo en los agujeros negros, surfeamos en la tabla de la Vía Láctea por el infinito, abrazados por las células, por los átomos, por los fermiones y bosones, por las partículas de Dios.

Hoy alzamos nuestras copas y brindamos por la vida, porque es magia, misterio, belleza, fragilidad y eternidad. Hoy fluye en mi el río refrescante de la vida, espumoso y cristalino. Hoy todo se detiene y todo transcurre; todo es mortal e inmortal; todo es turbulencia y serenidad; todo es paradójico, porque la vida no es fórmula matemática, no, no es cuestión de números, es poesía, amor, canto y torbellino. Hoy brindamos por el milagro de vivir.

Hoy tú brindas, hoy yo brindo. Hoy damos gracias a Dios porque la vida canta en cada latido de nuestro corazón.

Un brindis a la vida, humildemente es lo que pido. 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: