Con la llegada del buen tiempo, es muy idóneo y apetecible realizar trabajos de bricolaje en las zonas de exterior de la casa. Para tener la terraza y el jardín en perfectas condiciones, no se necesita llevar a cabo grandes obras. Sólo es cuestión de tener presente unos trucos y dejarse asesorar por un buen manual de bricolaje.

Mantener en buen estado un jardín de rocalla

Los jardines de rocalla también requieren una serie de cuidados periódicos. El riego es fundamental y debe efectuarse siempre que la tierra esté seca hasta una profundidad de 5 cm. Si la tierra está muy compacta, hay que removerla con una horca pequeña de mano y aprovechar la ocasión para eliminar la maleza. Dividir las plantas que se extiendan demasiado, dejando sólo las partes más jóvenes y resistentes, y verter grava o corteza de árbol entre las plantas para que ayude a retener la humedad del suelo.

Hacer un cerramiento en la terraza

Los cerramientos de muchas terrazas y jardines consisten en muretes de no demasiada altura, que no pueden modificarse por obedecer a una normativa o a una uniformidad constructiva con el resto de las viviendas colindantes. Esto supone exponerse constantemente a las miradas de los curiosos. Para cerrar ese espacio sin infringir normativas (con cerramientos que se puedan desmontar), se puede colocar una pantalla o cerramiento ligero a base de rollo de cañizo o materiales plásticos. La manera más eficaz de hacerlo es empotrar en la parte superior del murete unos perfiles o barras de metal a los que después ira enganchada una pantalla con alambre galvanizado.

Decapar la pintura de exterior a fondo

La madera pintada es uno de los materiales que más sufren en el exterior. Para renovarla, se elimina la pintura antigua con decapante químico y espátula. Limpiar los restos con alcohol y lanilla de acero, y deja secar. Aplicar un fondo protector para la humedad y los insectos; dejar secar y extender después una pintura especial para exterior (las de tipo sintético y para barco son las mejores, aunque tardan más en secar y son más incómodas de usar que las de base agua). Es recomendable dar entre dos y tres manos para un buen resultado.

Alejar perros y gatos de las plantas

A muchos gatos les gusta tumbarse a dormir entre las aromáticas, y los perros no pierden la oportunidad de escarbar debajo de los setos. Aunque ellos se divierten mucho, nuestro jardín puede quedar en un estado lamentable. Existen en el mercado un repelente para perros y gatos en un formato de cristales de gel biodegradables que permite una aplicación muy fácil. El gel libera un aroma muy eficaz para disuadir a los animales; hay que repetir la aplicación durante dos o tres días hasta que surta efecto, y las mascotas ya no se acercarán.

Poner un pequeño invernadero

Muchas veces no tenemos sitio en el jardín o la terraza para todo lo que necesitamos o lo que nos gustaría tener. Por ejemplo a muchos aficionados a la jardinería les encantaría disponer de un invernadero para proteger sus plantas del frío, pero la falta de espacio los echa para atrás, en el mercado existen soluciones para espacios pequeños: un invernadero vertical. Este invernadero, con su disposición en forma de estantería resguarda las plantas gracias a su cobertura de plástico plegable.

Instalar césped artificial

Algunas zonas de exterior no pueden tapizarse con césped debido al gran desgaste al que se ven sometidas. Pero si no se quiere verter una antiestética capa de asfalto, la solución se puede encontrar en un nuevo formato de césped artificial para zonas de gran desgaste por presión y suciedad. Esta combinación de hierba sintética y piedra modular es ideal para calzadas y zonas de aparcamiento, donde los vehículos, la grasa y las pisadas ponen a prueba cualquier superficie. El producto en si está formado por un manto de césped sintético, perforado en forma de rejilla para ser encajado en la estructura de piedra modular. La instalación es muy rápida, de manera que en unas horas puede quedar listo para su uso.

Todos estos trabajos no precisan de conocimientos especializados ni ser un bricoman experimentado. Hay que disponer de las herramientas y materiales adecuados y unos consejos fáciles de poner en práctica.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: