Bram Stoker

Abraham Stoker nació en Clontarf, cerca de Dublín (Irlanda), el 8 de Noviembre de 1847, y fue el tercer hijo del matrimonio formado por Abraham Stoker, funcionario, y Charlotte Mathilda Blake Thornley, que era una activista del feminismo. El pequeño Abraham, que tenía otros seis hermanos, no aprendió a caminar hasta los 7 años de edad, y para colmo su salud era muy delicada. Durante sus largas estancias en cama, su madre solía contarle cuentos para entrenerle, historias que tenían que ver con fantasmas o con las epidemias que asolaron Irlanda. A estos cuentos tenebrosos, se sumó el hecho de que la vivienda familiar estaba a muy pocos metros del llamado cementerio de los suicidas. De esta manera, Stoker se fue familiarizando con la muerte desde su infancia.

 

Bram Stoker casa

En la imagen, fachada de la casa en la que vivió Stoker en Dublín

Recuperado por completo de sus dolencias, pronto se convirtió en un joven atlético, alto y robusto que con 16 años ingresó en el prestigioso Trinity College de Dublín. En dicho centro destacó en el deporte, y fue elegido presidente de la Sociedad Filosófica, aunque luego se graduaría en ciencia y matemáticas. En 1870 trabajó como funcionario en el castillo de Dublín y como crítico teatral para el periódico "Dublin Evening Mail", donde ya firmaba sus artículos como Bram Stoker. Dos años más tarde, Stoker escribió su primer relato corto titulado "La copa de cristal", y en 1875 publicó el cuento gótico "Tesoros encerrados" y la novela "El camino de rosas".

Dentro del mundo teatral, uno de sus intérpretes favoritos era Henry Irving, con quien entabló una gran amistad tras elogiar sus interpretaciones en las crónicas periodísticas. También tenía muy buena relación con William Wilde, padre de Oscar Wilde, con quien pasaba muchas tardes y quien le contaba historias del folklore irlandés, así como leyendas sobre personajes vampíricos.

En 1876, Stoker perdió tanto a su padre como a su amigo William, lo que le provocó una profunda tristeza y apatía. Sin embargo, el regreso de Henry Irving a Irlanda cambió mucho las cosas, pues este le propuso acompañarle a Londres para que fuera el apoderado de su nuevo teatro, el Lyceum. Antes de marcharse de Irlanda, Stoker se casó con la actriz Florence Balcombe, que también había mantenido un romance con Oscar Wilde, y que sería la madre de su único hijo, Irving Noel.

Bram Stoker familia

En la imagen, Florence Balcombe y su hijo Irving Noel

Una vez en Londres, tuvo amistad con otros autores como William Yates o sir Arthur Conan Doyle. Habiéndose convertido en secretario y mano derecha de su amigo Irving, hizo una gira estadounidense que le llevó a cenar incluso en la Casa Blanca, y donde conoció a otro grupo de personajes muy populares, entre los que se encontraba su admirado Walt Whitman. De esas vivencias, escribió en 1886 "A glimpse of America".

Además de continuar escribiendo relatos cortos, también empezó a estudiar la carrera de Derecho cuando ya tenía 39 años. Parte del tiempo que pasaba en la biblioteca del British Museum, lo invertía en reunir material para una novela que iba a dedicar a la figura de un vampiro. Su gran interés por las ciencias ocultas le empujó a ingresar en la sociedad secreta Golden Dawn, en donde conoció al húngaro Arminius Vambery, quien le relató leyendas sobre vampiros de la Europa Oriental, y le contó también la historia del príncipe Vlad III o Vlad El Empalador, que había ordenado matar a más de 100.000 personas mediante ese sanguinario método. Así que teniendo ya claro quién sería el protagonista de su novela, rápidamente se puso manos a la obra para darle forma, no sin antes publicar previamente tres libros: "El paso de la serpiente", "La boca del río Water", y "El hombro de Shasta". Finalmente, en 1897 sepublicaría el clásico de terror "Drácula", una trama que, según el hijo del escritor, fue completada tras haber sufrido una fuerte indigestión de cangrejos que le provocó a Stoker pesadillas durante toda una noche.

Bram Stoker libro

En la imagen, portada original del libro de 1897     

Antes de que su obra se pusiera a la venta, Stoker organizó una lectura dramatizada de la misma en el Lyceum para garantizarse de esa manera los derechos de autor. Tiempo después, el teatro sufrió un incendio, e Irving decidió venderlo sin consultar con Stoker, que seguía siendo apoderado. Esta delicada situación mermó mucho su ya de por sí frágil salud, pues acabó enfermando de gota y sufriendo un infarto. Y a pesar de que su vista cada vez estaba más cansada, siguió escribiendo y publicando hasta siete novelas entre los años 1898 y 1911. Por aquel entonces, "Drácula" era todo un éxito, llegando a reeditarse varias veces, pero los derechos de autor no eran suficientes para sobrevivir y tuvo que volver a colaborar en periódicos.

A inicios de 1912, Stoker enfermó de gravedad y se ha especulado mucho sobre sus posibles dolencias. La teoría más extendida, es que había sufrido una infección sifilítica que le dejó postrado en una modesta pensión de Londres, donde pasó sus últimos días sin parar de repetir la palabra 'strigoi', que en rumano significa 'espíritu maligno' o 'vampiro'. El famoso escritor murió a los 64 años el 20 de Abril de 1912, pero el hundimiento del Titanic cinco días antes eclipsó su mención en la prensa.

Bram Stoker cenizas

Sus cenizas reposan en el Golders Green Crematorium de Londres

La historia y la atmósfera que se percibe en su novela más conocida se convirtió en objeto de culto entre los cineastas, y tan solo diez años después de su muerte, se empezó a rodar la primera adaptación en Alemania con el nombre de "Nosferatu". Sin embargo, la viuda de Stoker llegó a demandar a la productora por considerarlo un plagio de "Drácula", y los jueces le dieron la razón.

En los últimos cien años, ya se han hecho más de un centenar de versiones en el cine sobre la figura del conde Drácula, entre las que destacan las interpretaciones de Bela Lugosi, actor que le encarnó por primera vez, o la adaptación "Drácula de Bram Stoker", dirigida por Francis Ford Coppola en 1992.

Bela Lugosi

En la imagen, Drácula interpretado por Bela Lugosi

Queriendo dar continuidad a la novela que encumbró a su tío bisabuelo, Dacre Stoker escribió lo que pretendía ser la segunda parte titulada "Drácula, el no muerto" en el 2009, pero no alcanzó el éxito que se esperaba. Además de esto, Dacre también ha promovido la grabación de un documental llamado "Dracula meets Stoker", en el que se han implicado las productoras españolas Vértice 360 y CinTV. También ha editado un libro elaborado a partir de un diario personal del autor con el nombre de "The lost journal of Bram Stoker".

Bram Stoker muerte

Citas de Bram Stoker:

“Estoy desconcertado. Dudo, temo, pienso cosas extrañas, y yo mismo no me atrevo a confesarme a mi propia alma.

“Aprendemos de los fracasos; no de los éxitos.

“Recuerde, mi amigo, que el conocimiento es más fuerte que la memoria, y no debemos confiar en lo más débil.”

"Aunque la conmiseración no puede alterar los hechos, sí puede contribuir a hacerlos más soportables."

"Lo último que vi del conde Drácula fue su terrible mirada, con una luz roja de triunfo en los ojos y con una sonrisa de la que Judas, en el infierno, podría sentirse orgulloso."

Documental "Misterios del pasado: el conde Drácula"

Tráiler de la película de 1931 "Drácula" (en inglés)

Tráiler de la película "Drácula de Bram Stoker"

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: