Crítica escrita como trabajo de la universidad:

 

12 AÑOS DE ABURRIMIENTO 

“You know what´s next? It´s my fucking funeral”. Para mi, la frase que más me ha marcado de la película, debido a la presencia de un diálogo bastante hastiado. En el film vemos como el protagonista pasa de ser un niño a ir a la universidad solamente en ¡3 horas!. La vida es corta y estas películas se encargan de recordarlo.

Peor es si la vida que llevamos es una vida plana y tediosa como la de esta película. Puro drama, desde el principio hasta el final. Pero no de ese drama que te mantiene pegado a la pantalla, sino del drama aburrido que te hace removerte en el asiento preguntándote por qué has pagado por ver esa película.

Y digo plana porque no haya nada en el argumento que sea inesperado y sorprendente. Las pocas escenas que son un poco más interesantes se encuentran al principio de la película, un vaso roto por aquí, unos gritos por allá, añadimos una huida de casa y ya tenemos toda la acción de la película.

 

momentos boyhood

Pero, no solo la acción está ahogada por el aburrimiento de una vida cotidiana en pantalla grande, sino que los momentos que hacen que sueltes alguna “risita” se cuentan, como dicen en la película, con dos dedos, cero.

Los únicos momentos fuera del drama son una partida de bolos, una charla padre-hija acerca del uso del preservativo y el famoso momento “¿A cuántas tías te has tirado?” del protagonista con sus amigos. Estas escenas me han dado un poco de vergüenza ajena, e incluso pena, y he deseado volver al drama al que nos tenían acostumbrados.

Aunque, rompiendo una lanza a favor de su director, Richard Linklater, la película nos enseña diferentes momentos difíciles de la vida de una persona, objetivo que pienso yo que era el deseado. Si no es ese, no me explico que la grabación llevase doce años a no ser por pura estética de hacer crecer a los actores a medida que el argumento avanza.

Como iba diciendo, veremos temas como el alcoholismo, el divorcio o los malos tratos que, desgraciadamente, están presentes en la vida de muchas personas y que experimentaremos desde los ojos de la persona que los sufre en su piel. También vemos cuestiones como las mudanzas en la infancia, la adolescencia o el bullying. Al final, la película nos muestra

momento boyhood 2

Por lo tanto, para aquellas personas que van al cine para olvidarse de lo difícil que puede ser la vida, esta no es su película. Solo servirá para añadir tragedia y desdicha gratuita durante un par de horas que deberían ser de diversión.

Pues, aunque la película nos muestra como una persona puede vivir amorosa y económicamente mal a ser la más rica y feliz de las personas, también nos enseña que eso puede convertirse en un paréntesis, un estado transitorio, al volver a lo que éramos.

Concluyendo, hay personas que prefieren un vino dulce y afrutado y otras que se decantan por un buen vino peleón. Si eres del grupo de los últimos no lo pienses, elige “Misión Imposible” como la película que vas a ver. Eso sí, si huyes de la acción y diversión, tu película es “Boyhood”.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: