El boto, su leyenda

Una de las leyendas más escuchada en la selva amazónica de Perú y Brasil, es la del boto. 

El delfin rosado es una de las criaturas más hermosas del mundo, también se le conoce como bufeo o boto. Es un delfin de agua dulce y vive en el río amazonas. Su leyenda se suele contar cuando se una mujer queda embarazada fuera del matrimonio.

El boto, su leyenda

La leyenda cuenta que cuando en la selva se estaba celebrando alguna festividad o algún tipo de baile de la localidad, el boto abandonaba su condición de delfín y se presentaba en la misma, convertido en un guapo muchacho, vestido de forma elegante con un traje de color blanco y un sombrero cubriéndole la cabeza, con el fin de tapar sus orifiicios nasales, ya que estos no desaparecían cuando se convertía en humano. 

Su transformación y apariciones se producían siempre las noches de luna llena y, lo hacía siempre en pueblos que estaban cerca de los ríos. Una vez que el boto, se había unido a la fiesta utilizaba todas sus dotes de seducción con las muchachas que estaban solas, las convencía para que fueran con él al río. Una vez que estaban allí, el boto mantenía relaciones con ellas dejando en más de alguna ocasión a alguna de las muchachas embarazada.

La gente ante lo que sucedía se mostraba alarmada por lo que decidieron que tenían que buscar alguna solución. Decidieron que cuando se celebrara alguna fiesta y, por el lugar apareciera algún muchacho que no fuera del lugar o simplemente fuera un desconocido, si sobre su cabeza llevaba un sombrero, le pedirían que se lo quitara, para de esta manera tener la seguridad de que no era un boto. 

De esta leyenda surgió la costumbre, de que cuando una mujer tenía un hijo de un hombre desconocido se le llamara "hijo del boto".

 

 

 

 

El boto, su leyenda

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: