botafumeiro santiago

EL BOTAFUMEIRO DE LA CATEDRAL DE SANTIAGO

   La palabra botafumeiro es gallega y procede de botar (echar) y fume (humo). Es el nombre que recibe el gran incensario de la catedral de Santiago de Compostela (Galicia, España). En español o castellano también se recoge la palabra botafumeiro para referirse al incensario de Santiago. Por extensión, a menudo se llama botafumeiro a cualquier otro incensario. El botafumeiro de Santiago es el más grande del mundo, mide 1,50 m de altura y pesa 62 kilos, y cuando se rellena de incienso y carbón para ser utilizado, alcanza los 100 kilos. El botafumeiro se pone en funcionamiento en las ceremonias solemnes.

botafumeiro

   Desde que se construyó la catedral de Santiago siempre hubo una gran afluencia de peregrinos. Muchos venían desde lejos y se les permitía dormir en el interior de la catedral, y para neutralizar el olor se decidió instalar un incensario muy grande. Aunque el motivo para instalar un incensario también fue litúrgico, ya que quemar incienso tiene significado de oración. Los primeros botafumeiros medievales no se conservaron, pero sí que hay algunas referencias en escritos del siglo XIV. Más tarde el rey Luis XI de Francia hizo una donación para sustituir el botafumeiro medieval de entonces por uno de plata. Pero las tropas francesas napoleónicas lo robaron durante la Guerra de la Independencia. Hubo que hacer otro, esta vez de latón y bronce, que más tarde se recubrió de plata, y es el que existe actualmente.

botafumeiro

   El botafumeiro cuelga de la cúpula de catedral y el funcionamiento consiste en balancearlo a gran velocidad por la nave transversal, mediante unas cuerdas y poleas. Ocho hombres vestidos de rojo llamados tiraboleiros se encargan de tirar de las cuerdas para dar impulso al botafumeiro. El que se encarga de marcar el inicio del funcionamiento del botafumeiro, el ritmo del movimiento y finalmente el frenado, se llama tiraboleiro mayor. El botafumeiro llega a volar a una velocidad de 68 km/h.

tiraboleiros

   En tres ocasiones, pero en diferentes siglos, el botafumeiro se desprendió de las cuerdas y salió volando por una ventana de la catedral. Esto fue debido al impulso algo mayor del necesario y a la gran velocidad alcanzada, que hicieron fallar las cuerdas. Afortunadamente en ninguna de las tres ocasiones hubo víctimas.

Cuándo funciona el botafumeiro de Santiago

   El botafumeiro se pone en funcionamiento en más de veinte fechas fijas al año, correspondientes a los días especiales del calendario litúrgico. Entre ellas el día de Navidad, la Inmaculada, el Domingo de Resurrección, y por supuesto el 25 de julio, día de Santiago Apóstol. También se puede poner en funcionamiento otros días, especialmente si es año santo compostelano, o en otras fechas que puedan surgir, como la visita de un Papa o de otras altas dignidades. También lo pueden solicitar los grupos de peregrinos, pagando una tasa para el mantenimiento.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: