mi escritorio

La Boswellia sacra, llamado también árbol del incienso, es un árbol de la familia de las Burseraceae.

Esta especie de Boswellia, se trata de un pequeño árbol de hojas caducas, o lo que es lo mismo, hoja no perenne, y alcanza una altura de 2 y puede llegar a 8 metros, según el avita, tiene varios troncos, y su corteza tiene la textura del papel que se extrae fácilmente.

Las hojas de la Boswellia está compuestas de número impar de folios que crecen a lo largo de las ramas en forma opuesta.

Las pequeñas flores, son de un blanco amarillento, y aparecen reunidas en racimos axilares, están compuestas de cinco pétalos de diez estambres y un cáliz de cinco dientes. El fruto de la Boswellia es una cápsula de, aproximadamente, 1 cm. de largo. Las hojas nuevas están recubiertas por un fino plumón.

La Boswellia sacra que crecen en las pendientes escarpadas desarrollan un muñón, en forma de cojín, en la base del tronco que se adhiere a la roca y le asegura una cierta estabilidad y se protege del desplazamiento por la fuerza del aire.

Gracias a su distribución en todo el mundo, todos podemos disfrutar del árbol del incienso que especialmente se encuentra en Somalia, Etiopía, Yemen y Omán.

Se da el caso que algunos botánicos consideran que la variedad de Somalia es una especie distinta denominada B. carteri.

Este delicioso árbol se cultiva, también, en las regiones secas del nordeste de África y al sur de la península arábiga, ya que tolera las situaciones más críticas y se encuentra, frecuentemente, en las pendientes rocosas y en los barrancos, hasta una altitud de unos 1.200 m.

La Boswellia sacra prefiere los suelos calcáreos.

mi escritorio

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: