fotografia

Vientos de levante y poniente forman brumas en las zonas altas del Estrecho provocando un microclima en lo alto de la sierra de Ojén. Hay zonas que se ha convertido en un auténtico "bosque encantado" con grandes helechos y quejigos enanos cubiertos de musgo. Estos bosques de laurisilva con enredaderas trepando hasta las ramas más altas y especies subtropicales que se mantienen desde la época terciaria hacen comprender que estamos ante la última selva del Mediterráneo.

fotografia

Entre los términos de Algeciras y Tarifa se encuentra el paraje del Parque de los Arcornocales que para visitarlo hay que solicitar un permiso a la dirección del parque pues solamente se conceden 30 pases al día con el fin de tener un control al ser un espacio de acceso restringido. La ruta de este parque se inicia en una zona recreativa del Puerto del Bujeo y poco a poco se va ganando altura por un valle regado por el río Guadalmesi que en árabe significa "El Río de las Mujeres", que protagoniza bellos saltos de agua. 

fotografia

Algunos alcornoques crecen horizontales lo que demuestra lo fuertemente que sopla el viento en muchas ocasiones y en algunas zonas se divisan los dos mares y los dos continentes con paisajes impresionantes que albergan muchas leyendas pues se cuenta que los piratas berberiscos en el siglo XVI llegaban a este lugar con sus barcos para saquear todo lo que podían y se levaban también a las mujeres jóvenes que se solían esconderse las que podían en este bosque y en los remansos del río. Esta antigua historia de piratas es lo que dió nombre al río Guadalmesi en tiempos de la ocupación árabe, "El Río de las Mujeres".

Cuando se inicia la ruta para llegar al "Bosque de la Niebla" hay que ir predispuestos para enfrentarse al fuerte viento que sopla en sentido contrario y hay que buscar zonas próximas al río donde se está más resguardado y donde se pueden realizar bellas fotografías de esta última selva Mediterránea.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: