Familia de poder

La Familia Borgia era una familia romana con orígenes en Aragón y desde el siglo XIII asentada en el Reino de Valencia. El nombre de Borgia queda para siempre manchado con definiciones como la ambición, avaricia, corrupción, falta de escrúpulos y nepotismo.

Rodrigo Borgia es nombrado Papa Alejandro VI en 1492 y será recordado como el más cruel. Se dedicaba a la política para buscar más y más poder por su gran afán de dominar el mundo. Sus dos hijos más conocidos eran César, nombrado Cardenal a los 18 años, y Juan, capitán general del ejército del vaticano. Aunque tuvo muchos más hijos regados por sus relaciones frecuentes que mantenía con diferentes mujeres. César quería ser militar, lo que le llevó a matar a su propio hermano Juan para así poder ocupar su puesto. Envuelto en los actos políticos en su condición de guerrero, él y su padre utilizaron a su hermana Lucrezia para casarla en varias ocasiones con personajes importantes entre los nobles, ya que los lazos matrimoniales prometían más poder a la familia Borgia. Rodrigo Borgia como el Papa Alejandro VI era conocido como mujeriego y amante de la buena vida. Sin embargo, su corazón estaba reservado por el amor que tuvo a su hijo César y se cree que incluso pudo haber cometido incesto con él.

Lucrezia, una doncella joven y bella, esclava del carácter, el poder y los deseos de su padre, obligada a cumplir con los matrimonios que se le imponían. Durante mucho tiempo se mantuvo una creencia equivocada acerca de Lucrezia. Hacia fuera, siempre tuvo que mantener la imagen de obediente y respetuosa, mientras que por dentro se revelaba contra los deseos indecentes de su padre. Ella solamente deseaba poder casarse por amor y no por poder o por complacer a otros y anhelaba llevar una vida normal. Pero en realidad no tenía opción de enfrentarse a su padre. No obstante, después de la muerte del Papa Alejandro VI, Lucrezia ayudó a muchos familiares perseguidos ofreciéndoles escondite y todo lo que pudo.

Hoy en día, recordar a Rodrigo Borgia es pensar en traición, engaño y crimen. Son muchas las personas que tuvieron que sufrir bajo su yugo. Y no aportó nada a la Iglesia ni a la fe, sino aprovechó la imagen de poder para ser otro político corrupto más.

Actualmente conservamos una literatura excelente y esclarecedora sobre las crónicas de esta familia y su biografía se ha llevado ya a la pequeña pantalla.

Familia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: