EL ORIGEN DE LOS BONSAIS.

En un primer momento, los bonsais eran ejemplares enanos (naturales) extraídos del medio para nutrir espiritualidad de los monjes budistas.

La observación de estos ejemplares, llevó al hombre oriental a desarrollar una serie de técnicas capaces de conseguir, de forma artificial, el mismo resultado.

A partir del siglo XII, las formas de estas plantas comienzan a ser trabajadas por el hombre, dando lugar a lo que hoy conocemos como árbol en miniatura.

Surgen las composiciones de paisajes creadas por varios ejemplares p´en-tsing.

Estas técnicas llegaron a Occidente a finales del siglo pasado, cuando empezó a desarrollarse un profundo interés por todo lo oriental.

Los bonsais han logrado mantenerse en la cultura occidental a base de asociaciones y de la organización de aquellos que han conseguido incorporarlos al incontrolable vida que llevamos.

El vocablo es de origen japonés, bon-sai, y significa árbol sobre bandeja.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: