imagen de una caña

No es nada nuevo que la cerveza es una bebida de la que se pueden extraer múltiples beneficios para la salud, siempre y cuando no se abuse de ella. En la Guerra de los Treinta Años, las tropas que combatían en ambos bandos, llevaban cerveza en lugar de agua entre sus víveres, sería por algo. Recientemente un informe elaborado en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid ha puesto de manifiesto muchas de las cualidades de esta bebida. En primer lugar la cerveza contribuye a mantener la hidratación, sobre todo en verano, debido a que en más del 90% está compuesta por agua. A su vez, la cerveza tiene efectos diuréticos por su bajo contenido en sodio y su alto nivel de potasio. También se ha demostrado que la cerveza es buena para el corazón. En el citado informe del Hospital Clínico San Carlos, se concluye que una persona astemia tiene más riesgo de padecer algún tipo de dolencia cardiaca que una persona que consuma cerveza de forma moderada. Asimismo contribuye a prevenir las enfermedades neurodegenerativas y enfermedades óseas debido a su alto contenido en magnesio, silicio o fósforo. En las mujeres contribuye a mejorar los síntomas de la menopausia.

Existen más estudios que han determinado otros aspectos beneficiosos para la salud de la cerveza. Por ejemplo se ha demostrado que esta bebida estimula el apetito y es ayuda a mantener una buena digestión después de las comidas. También retrasa el envejecimiento y funciona como antioxidante. Por último contiene un notable porcentaje de vitamina B, junto a otros nutrientes como sales o ácido fólico.

una bebida beneficiosa para los catarros

La cerveza no es la única bebida alcohólica que tiene efectos beneficiosos para la salud, con un consumo moderado. Otra bebida que puede resultar beneficiosa es el coñac. Habitualmente, el coñac se almacena en barriles de roble, y cuando pasa muchos años en estos recipientes, puede absorber algunos componentes de esta madera, como el ácido ellagic, que funciona como antioxidante. Frente a un catarro el coñac contribuye a aliviar el dolor de cabeza, puesto que ayuda a ensanchar los vasos sanguíneos. También contribuye a prevenir dolencias cardiacas si su consumo es moderado.

En general, el consumo de bebidas alcohólicas -como el vino- incluso de otras bebidas con mayor graduación –como el ron- tienen unos efectos beneficiosos para saludo muy parecidos: previenen las enfermedades cerebrovasculares (embolias) y las cardiovasculares (como los infartos). Además contribuyen a prevenir el deterioro cognitivo, sobre todo en el caso del vino.

¡Viva la cerveza! (con moderación).

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: