fotografia

La brillante superluna del día 14 de noviembre tuvo a gran parte de los habitantes del sur del país mirando al cielo durante gran parte de la noche cuando sorprendidos vieron cruzar una bola de fuego que fue registrada por los detectores que se encuentran instalados en la Universidad de Huelva, en el Complejo Astronómico de La Hita (Toledo), en el Observatorio Astronómico de Sierra Nevada y otros. Según parece y así lo acredita la nota de prensa del Complejo Astronómico de La Hita, esta bola de fuego se produjo al entrar en la atmósfera de la tierra un trozo del cometa Encke que viaja a más de 110.000 kilómetros por hora.

fotografia

Fue sobre las 3,55 horas cuando la bola de fuego apareció a unos 108 kilómetros de altura sobre el cielo de Granada para avanzar dirección noreste para extinguirse totalmente sobre la provincia de Jaén. Los expertos aseguran que los fragmentos del cometa Encke suelen ser muy pequeños, no obstante, en ocasiones algunos pueden tener un volumen considerable y al impactar con la atmósfera de la tierra se transforman en bolas de fuego como la que se pudo ver claramente en Andalucía.

Pese a las advertencia de los centros de observación de que estos fragmentos de roca se desintegran al entrar en la atmósfera terrestre para tranquilizar a la población, la preocupación existe y la inquietud no cesa... ¿Puede un día impactar un pedrusco de estos en nuestras cabezas?.

 

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: