Vieja ciudad
transida por la historia
con calles
cubiertas de adoquines,
de gruesas tapias patinadas
por el tiempo,
de callejuelas curvas
con nombres de leyenda y
aleros agachados,
con un montón de perros
ladrándole a la luna.

Ciudad brumosa
de nubes encubierta, con aire yerto
y  presagios de aguacero.
Acongojada, fea.
Ignominiosos hijos te postraron, otrora, sumida en la miseria.

¡ Hoy, ciudad de atónitos contrastes !
De estirpe blasonada,

con voluntad de acero

y castellano empuje
resurge entre Los Andes.


Ciudad mestiza que trabaja y se supera;
ciudad de todos, amable, placentera.
Ciudad de libros, de músicas, de acentos extranjeros,
de extensos prados verdes y abigarradas moles
de estuco, bronces y cemento.


Otros hijos agradecidos, nuevos,
de fáciles sonrisas
y corazón de convivencia,
recorrerán tus calles
y de esperanza
cubrirán tus anchas alamedas.

         

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: