El reino de Bután está situado en la cordillera del Himalaya y el actual rey heredó de su padre en 2008 el trono de este país. De monarquía parlamentaria desde que se independizó de la India, los reyes anteriores así como el padre de Jigme Kesal, anterior rey, se preocuparon de la cultura y el medio ambiente y en 2004 se prohibió fumar en todo el reino.

 

 

fotografia

El actual rey fue coronado en 2oo8 por su padre que abdicó en su hijo de 28 años, siendo con ello el quinto dragón de la dinastía Wargchuck. Este país tras la independencia de la India continuó con un tratado con los ingleses, que la India se encargarís de las relaciones exteriores, pero no intervendría en sus asuntos internos. El poder ejecutivo es el del rey que es la cabeza de estado y jefe del Gobierno, dispone de un Consejo Real de Asesores cuyos miembros los elige el rey.

 

fotografia

fotografia

Este pequeño país es totalmente montañoso, tiene frontera con China en las altas montañas y al sur con la India. Su economía es pequeña y se basa principalmente en la agricultura, la televisión no llegó hasta el año 2000 y le entrada de turistas extranjeros no fue autorizada hasta los años 70. El hecho de no poder fumar recorta mucho las visitas y son pocos los turistas que eligen este país para sus vacaciones.

 

fotografia

fotografia

La religión que más se practica es el budismo y una parte menos importante, el induísmo. Con sus 31 años, el quinto Rey Dragón de Bután, Jigme Kehesar Namgyal Wangchuck ha contraído matrimonio con su elegida, una plebeya llamada Jetsun Perna. La boda se ha celebrado a las 8,30 de la mañana pues según los astrólogos de palacio era la hora mejor para dar suerte a los jóvenes monarcas.

fotografia

Las cámaras de televisión retransmitieron para los 700.000 habitantes del país la ceremonia. La novia bebió de un cáliz dorado el elíxir de la vida, según la tradición del país y se convirtió en la nueva reina de Bután. Una vez más, una joven de familia sencilla (su padre es piloto de líneas aéreas) es protagonista de una romántica historia de amor al ser elegida para ser la reina de su país.

 

fotografia

El joven monarca disfruta del cariño de su pueblo y ya anunció antes de la boda que será monógamo como símbolo de la modernidad que está llevando a cabo y que inició su padre, quien en otro tiempo protagonizó una espectacular boda al casarse con cuatro hermanas en 1988, pues la poligamia está permitida por ley. Bután es el único país cuyo rey apuesta por la FIB, Felicidad Interior Bruta, en lugar de PIB (producto interior bruto). En resumen, la felicidad para ellos es mas importante que la productividad.

 

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: