¡Como lo han leído!, este combustible alternativo a la gasolina lo han desarrollado los habitantes de la isla Bougainville, en Papúa Nueva Guinea.
De esta manera hacen frente a los elevados precios del Petróleo

En Bougainville se han creado pequeñas refinerías que producen aceite de coco para reemplazar a la gasolina, el carburante tradicional.

Toda la población de Bougainville llena el depósito de sus transportes automovilísticos con este carburante. Esta iniciativa está despertando una gran expectación fuera de la isla y entre los interesados se encuentran Europa e Irán.

Algunas de las ventajas que podemos encontrar en la utilización del coco como nuevo combustible son las siguientes: es un producto que no contamina el medio ambiente, huele bien y, además, en las refinerías de aceite de coco no solamente se produce el combustible, sino que se elaboran aceites para cocinar, jabones y artículos de cosmética.

De hecho, Bougainville descubrió el nuevo combustible en la década de los noventa, cuando se vivía una gran agitación política a causa de su lucha por la independencia. En aquel momento, la gasolina resultaba un bien demasiado caro y se tuvieron que empezar a buscar alternativas, dando como resultado el llamado Eco-coco

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: