billetes quinientos euros

BILLETES DE QUINIENTOS EUROS

ADIÓS A LOS BILLETES DE QUINIENTOS EUROS

Se ha tomado la decisión, la persona a quien le corresponda, de no producir más los BILLETES DE QUINIENTOS EUROS por tres razones. Primero, porque es un BILLETE de un valor bastante elevado que, hasta ahora, ha recibido poco uso en la sociedad de la zona euro. De hecho, hay muchísimas personas que al día de hoy aún no han tenido ningún billete de quinientos euros entre sus manos. Saben que existe, pero hasta ahí. No han tenido la oportunidad de cruzarse con uno de ellos o de verlos. Segundo, este billete es muy fácil de falsificar, puesto que, dado su poco uso, no dispone de tanta seguridad como aquellos billetes de mayor uso. Y, con el problema de la falsificación, llegamos a la tercera razón. Estos billetes de quinientos euros son, aparentemente, los favoritos para los comercios ilegales en el mercado negro o ilegal como, por ejemplo, la compra venta de las drogas. De momento, aún se seguirán repartiendo dichos billetes de quinientos euros que ya están impresos. No obstante, se dejarán de imprimir. Su uso seguirá hasta finales del año 2018. Así pues, dentro de poco más de dos años nos tocará despedirnos de los billetes de quinientos euros. No obstante, se podrá cambiar los billetes en el Banco de España (el que los tenga) de forma indefinida. No habrá fecha límite para ello.

ADIÓS A LOS BILLETES DE QUINIENTOS EUROS

La retirada de los billetes de quinientos euros es un asunto que va, incluso, mucho más allá. Hay quien propone quitar todo el dinero del mercado y llegar al punto de pagar todo con la tarjeta de crédito o débito, es decir, el dinero de plástico que sustituirá el dinero de billetes y monedas. El dinero, de este modo, será solamente un valor simbólico, imaginario, y mucho más controlado. La razón que se ofrece para esta propuesta tan disparatada es el deseo de controlar todo el dinero existente en el mundo y poder luchar mejor contra los mercados como el terrorismo, las drogas y demás negocios ilegales. Eso, ya sería el control absoluto de quién compra qué en dónde por cuánto. Y saber las costumbres de mercadeo y de consumo de todos los ciudadanos. Para el marketing y los psicólogos, este método sería ideal para estudiar el comportamiento, a veces compulsivo, de los compradores para estudiar sus costumbres y hábitos. Aparte de localizar a las personas, ya que es bien sabido que a veces localizan a las personas según dónde acaban de comprar, o han pagado un hotel, repostado gasolina en una estación concreta, pagado en un restaurante o entrada a un cine, teatro, ópera, etc.

De momento, esta propuesta de utilizar tan solo la tarjeta como único medio de pago ha sido desestimada. Pero, quien sabe, quizás llegará una generación que verá este progreso hecho realidad. Mientras tanto, daremos el primer paso y diremos adiós a los BILLETES DE QUINIENTOS EUROS.

billetes quinientos euros

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: