Desde el pasado 15 de octubre y hasta el próximo 27 de febrero el Museo Rodin de París ofrece al público una excepcional exposición de Henry Moore, la primera retrospectiva que se hace a este artista en la capital francesa en 30 años. Moore, el escultor británico más importante y popular, se hizo famoso por sus grandes esculturas pensadas para el público, a menudo con estilizadas y medio huecas figuras humanas, maternidades y familias como temas. Falleció en 1986 y está enterrado en la londinense catedral de Saint Paul.

 

Ahora rescata su recuerdo el Museo Rodin, que fuera hogar de otro excepcional escultor, Auguste Rodin, del que contiene 6.600 estatuas (incluido El pensador). La muestra Henry Moore: el estudio. Esculturas y trabajos exhibe 150 obras -incluyendo dos grandes esculturas al aire libre- y 50 dibujos, todo ellos realizado entre los años 30 y los 80.

 

Para asistir a esta glorificación de la escultura sólo hay que pagar los 6 euros de entrada al museo (en 79 rue de Varenne) y elegir entre los numerosos vuelos baratos a París que se pueden encontrar desde muchos aeropuertos españoles. Ryanair presenta las tarifas más económicas, a partir de 24 euros, tanto desde Reus como desde Madrid en varias fechas. La misma compañía vuela desde Málaga por poco más, 30,99 euros. Si se prefieren alternativas está la de Vueling, que opera la ruta desde Asturias al precio de 98 euros.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: