bienestar

Bienestar, prosperidad, y éxito

El éxito es una de las cosas que el ser humano persigue con más ahínco, de no conseguirlo, es motivo de frustración y de infelicidad…

Obtener lo que se desea es verdaderamente gratificante, comprar un automóvil último modelo, una casa de ensueño e incluso casarse con la novia que siempre has amado para la generalidad de la gente es comulgar con el éxito. Aunque el éxito no podría medirse de manera tácita por los logros alcanzados. Tener éxito, es alcanzar una vida gratificante con sentido pleno en lo interno y externo.

Se dice que las personas que viven una vida auténtica de éxito, se sienten satisfechas realizando actividad física, manteniendo la mente inspirada, siendo más felices, al hacer realidad sus sueños y deseos para el propio bien, el de su familia, la comunidad o el mundo. Es mucho lo que debemos aprender en este camino, empeñados como estamos en alcanzar el éxito, entre otras cosas que; la dificultad mayor somos nosotros mismos y no las incidencias por las cuales tendremos que pasar y soportar.

La experiencia propias o extrañas nos ilustran sobre las muchas personas que han amasado grandes fortunas, lo han conseguido en épocas de crisis y que en su momento, han sabido sortear las circunstancias adversas; la perdida de seres queridos, divorcio, largos períodos de austeridad…, logrando la fortaleza necesaria, la claridad de juicio, más un criterio ajustado que les permitió emerger para encontrarse con la prosperidad que viene a ser parte de ese éxito añorado y perseguido.

éxitoso

Ver más alla

¡La pregunta! ¿Que tienen de especial estas personas como las arriba mencionadas? En cierta manera, que son capaces de ver más allá de lo que es normal, en un sentido netamente figurado. Poseen una imaginación extraordinaria, creatividad, esfuerzo y energía para contribuir a mejorar el mundo que les rodea, recibiendo a cambio éxito y prosperidad. Mirándolo de esta manera te toca elegir si victimizarte o darle un vuelco a tu vida, convirtiéndote en ductor de tu propio destino.

Lo esencialmente ideal sería adquirir un compromiso contigo mismo, donde estés involucrado sinceramente con tu felicidad, luego más adelante te toca analizar si participas de prejuicios que mediatizan tu vida para así comprender que los fracasos son como lecciones que te conducirán al éxito desprendiéndote del sentimiento de arrepentirte.

En lo fundamental se sabe de personas que han logrado el éxito más rápido que otros y que esos otros les ha llevado bastante tiempo el lograrlo. Es casi una regla fija que el éxito está ligado al fracaso, esto tiene que hacernos reflexionar sobre que tiene que haber un aprendizaje previo para asumirlo, pero como dijimos arriba, cada fracaso es una grada más que nos va poniendo más cerca de lo que deseamos. Esta enseñanza nos dice que un fracaso circunstancial no debe causarnos desánimo, la idea es la persistencia, lo que se desea o se quiere no se abandona, el triunfo está ahí latente, más cerca de lo que creemos.

Para terminar; de hecho tenemos que desarrollar una buena relación con el éxito, con la actitud, con la intención y con un sentido netamente positivo, el que se cultiva con el éxito de seguro será exitoso, en ese mismo sentido el que se cultiva con lo negativo afiliándose a ello es un futuro fracasado. Pensemos en la ley de atracción tal como reza: Piensa en el bien para que atraigas todo lo bueno del Universo, si por el contrario piensas en negativo eso es lo que atraerás.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: