Bertolt Brecht

BERTOLT BRECHT

Es el nombre con el que se conoce a Eugen Bertolt Friedrich Brecht. Era un dramaturgo y poeta alemán quien creó el teatro épico.

BERTOLT BRECHT nació el 10 de Febrero de 1898 en Augsburgo en la provincia germana de Baviera, en el seno de una familia burguesa acomodada, y falleció el 14 de Agosto de 1956. Su padre gerenciaba una pequeña fábrica de papel y su madre era hija de un funcionario. En su juventud destacaba por su inteligencia, aunque se vio envuelto en un acontecimiento poco fortuito que conllevó a que le iban a echar del instituto donde estudiaba. Gracias a la intervención de su padre y el profesor de religión que hablaron por él no se le llegó a echar, aunque se vieron rebajadas notablemente sus notas finales. Al terminar el instituto, comenzó la carrera de medicina, pero no la abandonó antes de tiempo. La circunstancia de la vida quiso que tuviera que cumplir con el servicio militar y llegó a ejercer de médico prestando servicio durante la Primera Guerra Mundial.

BERTOLT BRECHT escribió su primera obra teatral bajo el título BAAL a los 20 años. Esta fue nada más que el comienzo de una serie de obras consecutivas que nacieron de la mente de este dramaturgo alemán y bajo su pluma que nació para la literatura. Las obras de teatro que se habían escrito hasta entonces eran vacías de contenido y servían solamente para el entretenimiento de un público poco exigente. Sin embargo, BERTOLT BRECHT reformó el drama dándole un sentido completamente diferente, llenándolo con ideas de la actualidad consiguiendo que el público se quedara pensativo incluso después de haber acabado la obra. Los temas usados siempre eran de la época. Como dramaturgo contaba con gran éxito. Se mudó a Berlín, donde conoció a la actriz de teatro y cantante de ópera Marianne Zoff con quien se casó más adelante. Gracias a ella, BERTOLT BRECHT consiguió también unos papeles en el teatro. Sin embargo, esta relación sentimental no era de larga duración. Tan solo un año más tarde, BERTOLT BRECHT conoció a la mujer que se convertiría en su segunda esposa, Hele Weigel.

En el año 1926, BERTOLT BRECHT comenzó a relacionarse con artistas socialistas que ejercieron una gran influencia sobre él y forjaron su mentalidad comunista. Un año más tarde, comenzó a leer y profundizar en la obra titulada EL CAPITAL de KARL MARX. Hecho que le llevó a convertirse en un comunista convencido, aunque nunca llegó a adherirse al partido comunista.

Bertolt Brecht

Sus convicciones políticas no le frenaron como DRAMATURGO, puesto que BERTOLT BRECHT nunca abandonó la escritura, ni siquiera cuando, en 1933 Adolf Hitler llegó al poder en Alemania y comenzó a perseguir al dramaturgo por su inclinación política. Este hecho le llevó a abandonar Alemania y vivir en exilio en varios países como Dinamarca, Finlandia y Suiza. Más adelante emigró a Estados Unidos, donde seguía escribiendo obras para el teatro. La ausencia de éxito en el Broadway le llevó a regresar a Suiza que se convirtió en el único país donde nunca tuvo problemas por su postura política. No fue hasta el año 1949 que finalmente pudo regresar a Berlín, donde vivía los últimos años de su vida hasta que, en el año 1956 finalmente fallece. La verdadera causa de su muerte siempre fue un enigma. La versión oficial decía que fue por una enfermedad, aunque las malas lenguas decían todo lo contrario y que tenía que ver con su postura política.

Todas las obras escritas por BERTOLT BRECHT estaban basadas en hechos políticos e históricos que guardaban el contenido real, las formas y el estilo, un arte que le hacía tan especial como DRAMATURGO. Aunque durante su persecución durante el nazismo muchos de sus libros fueran quemados, hoy en día contamos con gran parte de su contribución literaria.

Entre sus obras podemos mencionar, por ejemplo:

  • La ópera de los tres centavos (una de sus obras más importantes)
  • Ascenso y caída de la ciudad de Mahagony (libreto de ópera)
  • Terror y Miseria del Tercer ReichLa excepción y la reglaMadre coraje y sus hijos
  • El resistible ascenso de Arturo Ui
  • El círculo de tiza caucasiano
  • El alma buena de Szechwan

A esta lista se añade otra larga de poesías y algunas obras escritas en prosa. En una ocasión, BERTOLT BRECHT llegó a escribir lo siguiente:

“Un hombre rico y un hombre pobre estaban de pie y se miraban, y el pobre decía pálidamente: si yo fuera pobre, tú no serías rico”.

En un primer momento, parece tratarse de un comentario sencillo y abstracto. No obstante, tiene un importante trasfondo. Este comentario hace referencia al mal reparto del dinero existente en el mundo. No es una denuncia directa contra la diferencia salarial de los ciudadanos, sino que mientras una pequeña minoría posee miles de millones de euros, la inmensa mayoría tiene que hacer estragos para llegar al final del mes. Y para ayudar a los millones de habitantes que están viviendo bajo el umbral de la miseria, las organizaciones no lucrativas que intentan ayudar a las personas marginadas se preguntan de dónde sacar el dinero para poder a todos aquellos que más lo necesitan. No es que no haya suficiente dinero para ayudarlos, sino que el dinero simplemente está mal repartido. Este aspecto de la desigualdad es el que más le preocupaba y denunciaba BERTOLT BRECHT.

Bertolt Brecht

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: