En la tuya o en la mía con Bertín Osborne es un programa de televisión española empeñado en matarnos con las penas de los famosos. Lo que podía ser un programa divertido, el bueno de Bertín lo convierte en un espacio de lágrima fácil. No hay famoso al que no le quite su lado amargo. Hasta al locuaz Mario Vaquerizo le quitó del pasado reciente un hermano muerto en un accidente de tráfico.

De los otros invitados a En la tuya o en la mía mejor no hablo. Quitando a Mario y a Alaska, al torero El Cordobés chico y a una Ana Obregón que pudo estar mejor si no nos hablara de sus penas a petición del otrora galán andaluz, los otros invitados no estuvieron nada acertados. Mario Casas me decepcionó. Alejandro Sanz me pareció viejo. Está envejeciendo mal el cantante de El corazón partío. Plácido Domingo parecía un abuelo en declive. Arévalo casi me hace llorar.

En la tuya o en la mía ganaría mucho si el presentador no se centrara en buscar la lágrima fácil de los espectadores con las penas escondidas de los entrevistados. Con Bertín Osborne todo se vuelve triste. Este hombre ha pasado de latín lover a latín triste y viejo. Ni siquiera su segunda familia al lado de la guapa Fabiola lo rejuvenece.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: