fotografia

Especialidad china, se comenzó a tomar durante la Dinastía Sung hace más de 800 años. Su sabor es dulce y perfumado y consiste en una mezcla de te verde  con flores de jamín que se recolectan cuando los pétalos de la flor están aún cerrados. Se mantienen las flores en una habitación refrigerada toda la noche y a primera hora de la mañana que es cuando las flores se abren de forma natural, se mezclan con el té y los jazmínes lo impregnan con su aroma que es absorbido por las hojas de té.

fotografia

El té de jazmín ha sido consumido por muchas generaciones en China y se ofrece especialmente como una señal de bienvenida cuando se tienen invitados. Las cualidades del té verde junto con el suave aroma que han desprendido las flores de jazmín ejerce un fuerte poder relajante y evita que se sufra de estrés. El té verde de jazmín es alto en antioxidantes por lo que frena el proceso de envejecimiento de las personas proporcionando equilibrio, paz y tranquilidad.

fotografia

fotografia

Tomar asiduamente té de jazmín previene de los resfriados y gripe ya que tiene propiedades antivirales y antibacterianas. También previene el colesterol malo por lo que evita las enfermedades del corazón. Así mismo, se ha comprobado que reduce la tendencia a sufrir diabetes ya que regula los niveles de azúcar y la formación de insulina en la sangre, incluso en los que ya sufren diabetes. Beber té de jazmín contribuye a mantener el peso corporal siempre que se acompañe con una alimentación equilibrada, muy importante para tener una vida larga y sana.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: