Hay muchas contradicciones a la hora de saber el origen de este baile y hay varias teorías, como que procede se las danzas del Antiguo Egipto, que procede de las sacerdotisas de los templos, de las migraciones de gitanos de origen indio o de un baile que dejaba el vientre al descubierto para que la luna les diera fecundidad.    

 

Sea cual sea su origen, la danza del vientre posee una larga tradición en Oriente Medio y África del Norte. Los beneficios de esta danza son tanto físicos como mentales ya que es un ejercicio cardiovascular que ayuda a mejorar la flexibilidad como la fuerza. Algunos médicos recomiendan practicar esta danza para recuperarse mejor después de un parto. Y también como preparación para el mismo ya que los movimientos de esta danza fortalece la zona muscular pélvica.     

 

La práctica de este baile es una bonita manifestación artística y además también esta ganando popularidad entre hombres y mujeres que desean perder peso y ganar flexibilidad y perder barriga  de forma rápida. Los diversos movimientos hacen desaparecer en poco tiempo la grasa que se suele acumular en el abdomen.      

 

En una sesión de sesenta minutos se puede quemar 330 calorías y es una disciplina que no tiene límite de edad. Hay personas que no les atrae el ejercicio físico ni las flexiones en el gimnasio por lo que con esta danza pueden aumentar su autoestima, además disfrutando de un bonito y sensual baile.

 

Para cada elemento hay un ritmo y para cada canción una técnica, aunque muchos artistas modernos, como Shakira, hayan popularizado esta danza con modificaciones en su música, desde el pop hasta la música electrónica.    

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: