Beneficios

Beneficios de la crisis económica

BENEFICIOS… una palabra con una connotación positiva que es difícil asociarla con la palabra crisis. Pero, es cierto, no todo es negro, nublado o negativo. Pongamos el pesimismo por un momento de un lado.

Todos conocemos de sobra los efectos negativos de la crisis económica, efectos vividos en propia carne durante varios años y, para algunos, en varias etapas a lo largo de la vida. Para entenderlo mejor, podemos comparar la crisis con la enfermedad de una persona.

Si una persona no se cuida e inunda en excesos, los cuales pueden ser excesos de comidas copiosas a altas horas de la noche, excesos de estrés, alcohol, drogas, medicamentos… llega un momento en el que el cuerpo estalla, se rebela en forma de protesta sacando a la luz síntomas que muestran que algo no va bien y se muestra, por ejemplo, en forma de fiebre (signo de que hay una infección, pero la fiebre es el síntoma, no el mal). Llegado a este punto, hay que investigar cuál es la causa, el origen, de nuestro malestar.

Pues, la crisis es el estallido o la revelación al mal, la respuesta a un comportamiento excesivo cometido por varias entidades, personas, gobiernos durante un largo período de tiempo. Para muchos, la crisis era incluso previsible.

La consecuencia del estallido ya lo sabemos, no hace falta recordar lo que hemos vivido ni repetir todo lo que se ha dicho y escrito de sobra. Más bien, ¿por qué no pensar en lo positivo que nos trae? Y positivo, ¿por qué? ¿Qué tiene de positivo todo lo malo que trae la crisis? Pues es sencillo. Durante nuestra infancia, hemos ido al colegio. Primero, el preescolar, seguido de la primaria y la secundaria después, terminando finalmente con una carrera universitaria o formación profesional. No obstante, cuando terminamos nuestros estudios reglamentarios y comenzamos a vivir la vida real, nos adentramos a la vida laboral, vemos la vida con otros ojos. Mucho de lo que hemos aprendido en los colegios, de poco nos sirve. Comenzamos a aprender otra vez y esta vez de la vida real. La vida es nuestro colegio para el resto de la vida. Todos los días aprendemos del colegio llamado vida y la vida tiene mucho que enseñarnos.

La crisis económica es una etapa de la vida que nos enseña el lado oculto, la aparición de escasez, problemas, situaciones que necesitan ser resueltas. Ahí es donde se nos pone a prueba si realmente hemos aprendido algo en nuestra vida y si somos capaces de resolver lo que se nos viene encima. Estamos obligados a tomar decisiones, pensar en cosas que antes nunca nos hubiésemos imaginado. En ocasiones, hasta nos vemos arrinconados y agobiados. ¿Realmente estamos a la altura de vivir la vida? ¿Sabemos pensar en momentos de dificultad y tomar decisiones adecuadas? Se nos pone a prueba nuestra madurez y capacidad intelectual.

Es muy sencillo vivir cuando nos encontramos en época de bonanza, cuando tenemos un trabajo estable, unos ingresos económicos regulares, cuando parece la vida no podría ir mejor. La tranquilidad mental tiene su precio y seguramente antes no la valorábamos igual como la valoramos ahora. Aprendimos a ver la vida con otros ojos y a valorar lo que tenemos. Aprendimos a determinar nuestras prioridades, a cambiar de actitud. Muchos son los que de repente despertaron de la noche a la mañana y se encontraron con una realidad cruda.

Beneficios

¿Cuáles, pues, son los beneficios de la crisis económica?

El principal es el aprendizaje, este aprendizaje incluye:

  • Ser más previsores.
  • A pensar
  • A ser más realistas
  • A ahorrar
  • A arrimar el hombro
  • A renovarnos
  • A tomar decisiones de mayor calidad

Gracias a la crisis, muchos despertamos de un sueño y gracias a ella, algunos sacaron a la luz unas espléndidas ideas que les ayudaron a renovarse, abriendo una empresa de éxito que les permitió cambiar de rumbo en su vida y a crear nuevos puestos de trabajo. Otros tomaron la decisión de emigrar a otro país. La emigración les aporta riquezas culturales, les abre la mente, aprenden otro idioma, a conocer otras culturas… tal vez eres de las personas que de siempre has pensado que te gustaría vivir y trabajar en otro país, pero no te has atrevido. Ahora, te fuiste obligado, pero fue lo mejor que te pudo pasar…comenzar una vida completamente nueva. La emigración es una experiencia que nos aporta muchas lecciones. Otros, hubiesen terminado toda su vida trabajando de empleado a bajo sueldo a no ser por la crisis que les ayudó a reinventarse. A su vez otros comenzaron a estudiar, se sacaron una titulación de la que siempre han soñado pero nunca tuvieron tiempo de hacer.

Pueden haber muchos más beneficios de las que aquí mencionadas, estoy convencida de que todos aprendimos algo que nos sirve de lección y nos ayuda a no cometer el mismo error. La crisis nos transforma en más sabios y más experimentados por las situaciones vividas en las que muchos nos las tuvimos que ingeniar. Además, nos forma más la personalidad y nos ayuda a conocernos mejor y también a conocer mejor a los demás, a saber quién realmente está a nuestro lado.

Beneficios

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: