LA RENUNCIA DEL PAPA BENEDICTO XVI

Comentó que la Iglesia necesita vigor y entusiasmo para estar al tanto de los problemas actuales.

La renuncia del papa Benedicto XVI ha sorperendido al mundo. Dejó su pontificado el día 28 de febrero del 2013. En pocas palabras, él argumentó que ya no está en condiciones para sobrellevar las tareas del pontificado por su avanzada edad. Esto trajo mucha polémica entre los miembros de la iglesia católica: obispos, cardenales, sacerdotes; por lo que se desataron algunos problemas internos.

el papa renuncia benedicto decide

Joseph Ratzinger (Benedicto XVI) es uno de los 100 intelectuales más reconocidos a nivel internacional. Desde que se sentó en la silla papal, aportó a la iglesia grandes movimientos humanísticos, Le dió un sentido más humano y contribuyó al interés que debe tener el hombre por la persona de Cristo y su unión con la humanidad.

Distinguido entre los 20 más grandes pensadores del mundo, con el lugar 17. Con el pensamiento de que "todo puede cambiar, aún lo infalible", después de levantar la excomunión de los lefebvrianos, de haber promovido el diálogo con los anglicanos y musulmanes,  con el gran peso de una iglesia debilitada por la indiferencia de la juventud, de las debilidades humanas, dejó el pontificado dejando siempre a los fieles la tarea de buscar la fe cueste lo que cueste. Maestro en Teología, Cristología y experto en temas humanísticos, decide dejar su lugar y cederlo a un nuevo pontífice: El Papa Francisco.

 

benedicto xvi

Gracias, Benedicto XVI

Los católicos apoyamos su decisión por tener la humildad y el valor de reconocer su estado físico para desempeñarse como papa. Afortunadamente su sucesor Francisco Papa tiene ese mismo sentido de servicio y ha sabido empujar a la iglesia a un crecimiento espiritual y humano, como lo ha hecho Juan Pablo II y Benedicto.

Algunas personas estaban en duda o preocupadas, ya que esto se relacionó con la tercera profecía de Fátima: una posible separación de la Iglesia; sin embargo, El Papa Francisco ha sabido equilibrar y concientizar al clero en una idea de humildad y servicio. Debemos orar y permanecer firmes, como Benedicto XVI nos lo ha dicho, y no desfallecer ante las muestras de un mundo egoísta.

Me sorprende la renuncia del papa, pero lo apoyamos en su decisión.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: