Bendita la luz, bendito el amor que nos hace suspirar, benditos esos ojos que nos hacen derretirnos y soñar lo imposible. Suspirar y sonreír sin límites, como si contagiados de la más bella enfermedad estuvieramos. Bendita la luz de esa mirada que puede hacernos tocar el paraíso.

Cantar quiero y que mi voz suena dulce y melodiosa como la persona que se ama. Que cada nota sea un homenaje al mismísimo amor. Bendito el lugar que pueda desterrar la soledad de mi vida, bendita sea tu presencia en mi corazón. No más esperanzas suspendidas en el tiempo, frágiles y quebradizas. Deseo que que sean realidades que pueda asumir y sentir junto a mi.

Quiero quitarme esta soledad de mi destino para dejarme guiar por un amor que me haga soñar despierto, que me haga suspirar de amor y sonreir como un tonto enamorado sin poder evitarlo. Quiero coincidir en el mismo destino, en el mismo corazón, en la misma alma para que pueda darte mi ser.

Bendita la coincidencia que pueda hacernos estar juntos el resto de la vida en el más sincero amor. Este es mi sentimiento, este es mi destino, el que yo deseo que sea junto a quien amo. No hay rendición, no hay verdades a medias, no hay miradas desviadas. Quiero que haya compromiso, que haya compañerismos, que haya sinceridad, que haya compenetración, respeto y aunar almas.

No hay amor como el que te hace bendecir cada segundo de la vida, el que se basa en el apoyo de la persona amada, en el aunar sentimientos, el compartir lo bueno y lo malo; y soñar el mismo sueño, confiar en que con ese sentimiento todo se puede superar. Es el sentimiento que nos hace crecernos y superar las más abrumadoras dificultades. Hace que el tiempo se detenga cuando estamos junto a quien amamos, como si Chronos caprichoso y servicial nos diera esa oportunidad de amar sin limitaciones temporales. Y Morfeo fusionara la realidad con los más bellos y anhelados sueños el mundo onírico.

Bendita cada segundo que se pase amando y el reloj que detenga el instante que esté junto a ti. Bendita la luz, bendita la luz con la que iluminas mi vida.

No hay indiferencia, no hay ignorancia, hay un sentimiento que que nos hace ser mejor de lo que somos y que cada día sea un homenaje a un don que Dios nos otorgo, que cada instante junto a la persona amada sea único y especial.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: