En las obras de este pintor hay un profundo estudio de la perspectiva, pero también nostalgia y preocupación por el capitalismo polarizado. Las casa que pinta Bien se desintegran en el aire. ¿El motivo?, el artísta comenta; "Mi trabajo es una investigación del paisaje americano. No busco representar algo imposible o particular sino algo que pueda suceder o no, una visión reimaginada de lo que ya existe.

 

Los óleos de Grasson son una puesta a prueba de la perspectiva. Las casas se ven a veces desde planos picados, en lo alto de los árboles. Otras veces pegan al espectador al suelo y le hacen asistir a la destrucción en el plano contrapicado desde el suelo. "Quiero extender la línea en el espacio, pintar de tal modo que abrace y abuse al mismo tiempo de las leyes de la perspectiva.

 

 

Grasson tiene la capacidad de contar en sus pinturas de paisaje y "sabor" de su tierra de origen, Cleveland, con una sensibilidad poco común. La vegetación y el cielo se unen, en un baile que elimina los límites de la gravedad. Con una gama de colores que aumenta la intensidad, y por tanto la confusión, e incluso el terror de que esas estructuras se desintegren.

 

Ben Grasson vive y trabaja en Brooklyn y la galería Thierry Proyectos Goldberg se complace en presentar "La adaptación", tercera exposición individual de Ben Grasson con la galería. El azul de los cielos, acompañados con la viveza de la paleta y la ráfaga semi-abstracta de las hojas, hacen hincapié en si estas casas simbolizan la auto destrucción.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: