fotografia

El macho se diferencia de la hembra por su bello colorido que parecen escapados de un cuadro cubista. El pato mandarín (Aix galericulata) es un ave que procede de China y Japón pero debido a su gran belleza se puede ver en muchos parques y lagos del mundo. Desde la antigüedad existe la leyenda de que el pato mandarín trae suerte a los matrimonios y en China se suele regalar aún una pareja de estos patos en las bodas de mucha categoría.

fotogarfia

Con largas plumas anaranjadas en las mejillas, el pecho es de violeta oscuro y un franja blanca sale desde el pico haciéndose más ancho detrás de los ojos terminando en un collarín detrás del cuello. Las hembras son marrones con la cabeza más clara tirando a gris y tienen el pico verdoso amarillento. Son patos pequeños que apenas pesan 500 gramos y por un capricho de la naturaleza, el macho luce sus colores durante el tiempo de apareamiento y cría de los polluelos, después su colorido desaparece al caerse y mudar las plumas y el resto del año es muy similar a la hembra.

fotogarfia

Son monógamos y forman por lo general parejas estables que buscan donde anidar en huecos altos de los árboles y es muy raro que aniden en el suelo pero pueden hacerlo si no encuentran árboles cercanos. El macho participa en la incubación pero es la hembra la que pasa más tiempo en el nido. Resulta espectacular cuando la hembra invita a los pequeños ya crecidos a salir del nido que tienen que efectuar una sorprendente caída en picado.. Su alimentación es de vegetales y cuando nadan se zambullen de vez en cuando para comer plantas del fondo de los lagos. El resto del tiempo lo pasan en los árboles o cerca del agua que es el medio de vida de estos bellos patos.

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: