Te has preguntado cual es el secreto de la belleza asiatica, que es aquello que realizan para obtener un rostro y una piel de porcelana.

Las mujeres asiáticas de origen Japonés, Coreano, Taiwanés y Chino siempre se ven jóvenes y de aspecto saludable, mucho de ellos tiene que ver con la genética de aquellos países, pero gran parte es debido a su alimentación, y hábitos de limpieza y maquillaje los cuales como mujeres occidentales nos convendría copiarles un poco.

Cuando llegamos a pensar en las mujeres de Asia en especial Corea y Japón; lo primero que se nos viene a la mente es su piel blanca, muy limpia e impecable, y  por conseguir una piel perfecta.

Es por eso que te daré cuatro pasos a seguir para que luzcas una piel igual de hermosa que la de estas mujeres…

1.-La doble limpieza es uno de esos hábitos tan famosos que les ayuda a tener una piel tan hermosa y fresca, lavarse la cara dos veces por día les ayuda a tener un rostro libre de imperfecciones; las asiáticas al lavarse su cara no usan cualquier jabón, siempre utilizan jabones que estén hechos de productos naturales, como avena, olivo, miel, leche y arroz… entre otros ayudándolas a darle un aspecto más natural a su rostro. Otras de las formas en que lavan su rostro las mujeres de los países de ojos rasgados es con la famosa agua de arroz, remojándola con cuidado y con pequeños apretones con la yema de los dedos dando delicado masajes para estimular sus poros y así darle ese aspecto de porcelana blanca a su hermoso rostro.

2;- El Hidratar tu rostro es otro aspecto fundamental para este tipo de piel, después de una limpieza facial comienzan con un aceite fisonómico o bálsamo limpiador y masajean cuatro minutos para remover aquellas células muertas y poder darle suavidad a su rostro, lo cual es esencial en la desaparición de arrugas, marcas y líneas de expresión.

3.-Pasando por consiguiente a utilizar una crema exfoliadora a base de avena y leche para retirar los residuos de piel muerta e imperfecciones como puntos negros y barros.

4.-Y para finalizar enjuagan su rostro de la forma más delicada posible con agua fría posteriormente para secar con una toalla suave y a pequeños toquecitos y así terminar colocando una crema hidratante, bálsamo en sus labios y maquillarse o irse a la cama según sea el caso…

Así que ya sabes, si deseas una linda PIEL DE PORCELANA solo sigues esos pequeños pasos tanto de mañana, como de noche y antes y después de tu maquillaje y veras que bella, natural y saludable te verás.

belleza asiatica

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: