fotografia

La formación natural de una perla puede darse en una de cada 15.000 ostras por lo que se hace necesaria la intervención del hombre para ayudar al proceso natural de la formación de estas valiosas joyas, esto dio pie al comercio de las perlas cultivadas que se ha ido extendido por muchas partes del mundo. Dentro de este comercio se encuentran la Perla Negra que se cultiva en el Océano Pacífico en la Polinesia Francesa y que se obtiene de la manipulación de la ostra "Pinctada Margaritifera". Esta ostra produce unas perlas que van desde el gris al negro pasando por otras tonalidades.

fotografia

fotografia

En joyería se denomina Perla Negra de Tahiti un tipo de perla que se comenzó a exportar en 1767 a Europa y que por su alto precio solamente eran adquiridas por la nobleza o las familias de alto poder adquisitivo. Eugenia de Montijo al desposarse con Napoleón III recibió un regalo de un collar de perlas negras que causó gran admiración por su brillo y belleza.

fotografia

fotografia

La ostra de labios negros llamada "Pinctada Margaritifera" es un molusco que llega a medir más de 12 centímetros, no obstante, pese a su tamaño es muy frágil y hay que cuidarlas mucho para que sobrevivan. Cada una de ellas tarda entre 2 o 3 años en producir una perla. El proceso de la creación de las perlas negras es igual que las perlas blancas cultivadas. Se coloca un cuerpo extraño en la carne de la ostra y esta irá cubriendo con finas capas de nácar hasta formar las preciadas y bellas Perlas Negras de Tahiti.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: